Jesús libera

Segni

Mujer encorvada libre

Allí había una mujer que había tenido un espíritu durante dieciocho años que la mantenía enferma; estaba encorvada y no podía levantarse de ninguna manera.

Jesús la vio, la llamó hacia sí y le dijo: "Mujer, estás libre de tu enfermedad", y le impuso las manos. Inmediatamente ella se enderezó y glorificó a Dios.

Evangelio - Lucas [13, 10-17]

Una vez estaba enseñando en una sinagoga el día de reposo. Allí había una mujer que había tenido un espíritu durante dieciocho años que la mantenía enferma; estaba encorvada y no podía levantarse de ninguna manera. Jesús la vio, la llamó hacia sí y le dijo: "Mujer, estás libre de tu enfermedad", y le impuso las manos. Inmediatamente ella se enderezó y glorificó a Dios.

Pero el jefe de la sinagoga, indignado porque Jesús había hecho esa curación en sábado, dirigiéndose a la multitud dijo: "Hay seis días que tienes para trabajar; en esos días, por tanto, ven a hacer curaciones y no en dia sabado". El Señor respondió: "Hipócrita, ¿no suelta cada uno de ustedes el buey o el asno del pesebre en sábado para llevarlo a beber?

Y esta hija de Abraham, a quien Satanás ha mantenido atada durante dieciocho años, ¿no iba a ser liberada de este vínculo en el día de reposo? "Cuando dijo estas cosas, todos sus adversarios se avergonzaron, mientras que toda la multitud se regocijó por todas las maravillas que realizó.

Exégesis - Evangelio de Lucas [13, 10-17]

En esta historia se encuentra la descripción de una mujer enferma, encorvada, incapaz de enderezarse debido a una deformación en la parte inferior de la columna vertebral, que la había reducido a un estado físico de discapacidad severa. Condenada para siempre a una condición de inferioridad entre las personas, fue rechazada, condenada a la degradación social y, por la ley farisaica, se le prohibió estar delante de Dios, en gozo y exaltación como criatura e hija de Dios.

Jesús la vio, como muchos la habían visto y otros la conocían y creían que padecía una enfermedad irreversible. Sin embargo, el diagnóstico de Jesús es diferente: afirma que su patología es obra del mal y del Maligno, que la mantiene enroscada y doblada sobre sí misma. Luego de mirarla, Jesús lleva a cabo la accion, no se queda indiferente a la pobreza; viendo el impedimento que la mantiene atada, la llama en voz alta y le dice: "Mujer, estás libre de tu enfermedad", y le pone la mano; le da la gracia de convertirse en una criatura a imagen y semejanza de Dios, una "hija de Abraham".

No es la mujer que busca al Señor o le pide ayuda, es Jesús quien la ve, se da cuenta de su situación y la saca de su condición de esclavitud del mal, primero con una palabra eficaz, luego con un gesto que la libera.

Los siguientes versículos destacan el dramático epílogo de esta buena acción: el director de la sinagoga y muchos otros hacen comentarios negativos, rígidos como están en sus posiciones humanas; no comprenden el sentido de la acción de Jesús, no aceptan la curación realizada el día sábado, día dedicado al descanso corporal, a abstenerse de cualquier trabajo dictado por la condición humana y destinado exclusivamente al culto; con esta dureza de corazón terminan, sin embargo, convirtiéndose en colaboradores de Satanás.

Lo sorprendente de esta historia es que Jesús toma la iniciativa y realiza una acción que, además de liberar a la enferma, sirve para enseñar a las personas cómo liberarse de los condicionamientos u obstáculos que impiden el crecimiento espiritual. Jesús siempre interviene para ayudar, es él quien toma la iniciativa para que aquellas realidades que parecen muertas o que parecen, como en Zaqueo, un caso desesperado, sean realmente solucionables y, a través de él, se conviertan en el medio para volver a ser "niños" de Abraham".

El Señor cuida siempre de los oprimidos: "el Señor sostiene al que flaquea y levanta al que ha caído" (Sal 144,14) y nuevamente "el Señor levanta al que ha caído".
(Sal 145,8).

La opresión es algo que te quita el aliento, Jesús dice "Yo te restauraré", que significa "Te daré nuevamente el aliento para que puedas volver a vivir en plenitud y retomar el camino del Señor".

   Wordpress

Te podría interesar