Epílogo

María de Nazareth

Unirse al grupo de oración

Somos un grupo de voluntarios que creen en el poder de la oración y tenemos una propuesta para ti.
Click aquí nos te esperamos, no hagas esperarte.

Hasta luego

"Quien quiera que seas vé a la Virgen que es Madre de Misericordia, y manifiéstale las llagas que portas en el alma por tu culpas, entonces ciertamente rogará a su Hijo que te perdone, por la leche que Ella le dió. El Hijo, que la ama tanto, ciertamente la atenderá" (S. Bernardo).

No se debe tener miedo, porque María es:

  • "Luna en la noche" para quien se encuentra en la noche del pecado, para iluminarla y hacerle conocer el estado miserable de condenación en que se halla.

  • "Aurora", esto es, la que anuncia al Sol quien está ya iluminado para hacerle salir del pecado y devolverle la gracia divina.

  • "Sol" para quien ya está en gracia, a fin de que no recaiga en algún precipicio.

Y además Maria es:
Esperanza del desesperado, esperanza de los malhechores, único refugio de los pecadores y puerto seguro de los náufragos.

Cada vez que corres a su encuentro, ella te atiende para apretarte entre los brazos y llevarte en Su corazón palpitante de Mamá e indicarte el camino de amor que abre la puerta a Jesús. Con Ella podrás ya saborear un pedacito de cielo.

Si tu corazón está ansioso de hacer algo para los hermanos atenazados por el sufrimiento o la soledad, recuerda que la oración es una de las más grandes formas de caridad. Si te quieres unir a nosotros en la oración virtual, o saber más, visita el sitio: Monasterio invisible de caridad y hermandad. Ven con nosotros y te acogeremos con los brazos abiertos.

Te puede interesar