Santo Tomás de Aquino

Santo Tomás de Aquino

Fidelis Dei - Universo católico
Principal ¦  Esperanza ¦  Anhelo ¦  Cristiana ¦  Escatológica ¦  Grito ¦  Fuente ¦ Bíblica ¦  Evangélica ¦  S. Agustín ¦  S. Pablo ¦  S. Tomás ¦  S. Catalina ¦  Virtud ¦  Catecismo ¦ 
 
Santo Tomás de Aquino
Sitios por visitar
monasterio invisible
Grupo de oración e intercesión.
María Virgen
No resistir a su llamada
Infierno
Una terrible realidad.
Purgatorio
Hermanos que tienden una mano.
Paraíso
Voy a preparar un lugar.
Amor y Pasión
La Pasión de Jesucristo.
Milagros Eucarísticos
Las Hostias en carne viva.
Milagros
Signos de la presencia divina.
Meditaciones
El respiro del alma.
Apariciones Marianas
María sigue la humanidad
Los Ángeles
Seres que arden en amor.
Lectio divina
La Palabra vivifica el corazón.
La Amistad
Un verdadero sentimiento.
Ser cristianos
Saber si el alma es inmortal.
Primeros viernes
Sagrado Corazón de Jesús.
Decálogo
Los diez mandamientos.
María Valtorta
La Pasión.
La Misericordia
Padre de infinita paciencia.
La Fe
Virtud sobrenatural
La caridad
Amor operante
Alma
Increíble energía
La oración
Un camino eficaz
  italiano español Anterior  

La esperanza, como la pasión, se distinguen por el deseo, puesto que éste último tiene como objetivo, simplemente, el gozo y el apetito de los sentidos, mientras que la esperanza tiene como objeto un bien futuro, arduo y posible puesto que se refiere al Bien y vive en la dificultad del que desea un lugar para aprenderla.
Objeto de la esperanza es un bien futuro, arduo y posible. La esperanza, por el amor y por el bien que espera, se regocija en la obra, porque favorece la natural inclinación.

QUÉ ES LA ESPERANZA

La esperanza es una virtud, puesto que es Dios en quién se apoya y espera. Virtud porque tiene por objeto a Dios, y por Él, desea la ayuda necesaria para caminar seguros por las rutas impermeables del mundo y también para conseguir un futuro de gloria.Virtud, porque conforma los actos humanos a la regla perfecta y superior de Dios.

El objeto de la esperanza es Dios, sobre el que se apoya y espera un Bien Infinito: es la beatitud eterna, cada cual la espera para sí mismo, pero por un acto de caridad está bien esperarla también para los demás.

La esperanza, teniendo, directamente a Dios por objeto, Sumo Bien, es virtud teologal. Algunos sólo esperan en los hombres: pero para ellos sólo podrá obtenerse una ayuda secundaria.

La esperanza, teniendo directamente como objeto a Dios, como principio del conocimiento y de la verdad, se distingue por la fe y la caridad, que tienen por objeto a Dios como término de unión con el alma, mediante el amor.

La esperanza confirma a la fe, pero no existe con anterioridad a ésta; porque ella nos hace conocer a Dios,del que se espera.

La caridad viene tras la esperanza, pero es su parte perfeccionada.

LA ESPERANZA Y SU OBJETO

La esperanza reside en la voluntad; que es un deseo racional. Ella tiene como objeto el bien etc..; como hemos visto, la facultad de quienes desean vivamente una cosa: el bien divino.
La esperanza no existe para Dios porque no es un bien del futuro, sino presente. No la pueden obtener los malvados porque no conocen al Sumo Bien, ni pueden conseguirla. La speranza vive en las almas purgantes que todavía no han conseguido a Dios, pero saben que lo obtendrán.

En la Iglesia militante, la esperanza se levanta con seguridad, puesto que procede de la fe y de la caridad perfecta.

Sitios
San JoséUn grande Patriarca
San BenitoPara luchar contra los maleficios
Enciende la esperanzaLa vida es hermosa.
Viaje interiorUn camino entre la psique.
Catalina EmmerickNarra la pasión de Jesús.
El PecadoNo sólo transgresión.
Santuario de OropaMaría llama a la oración.
  Santos y Beatos:
La EsperanzaSan Francisco de AsísLa EsperanzaSan Antonio de Padua
La EsperanzaSanta Teresa de LisieuxLa EsperanzaSanta Rita de Casia
La EsperanzaSanta LucíaLa EsperanzaSanta Gema Galgani
La EsperanzaSan Antonio GalvaoLa EsperanzaSanta Isabel
La EsperanzaSanta Catalina LabouréLa EsperanzaSan Juan Bosco
Informes:  monastery@tiscali.it grupo de rezo Número de accesos: visite  
Esperanza - Todo los derechos reservados