Decálogo

El Decálogo

Fidelis Dei - Universo católico
Sitios para visitar
monasterio invisible
Es un grupo de oración.
Virgen María
Una llamada irresistible.
San José, el Patriarca
La grandeza no se puede imaginar.
San Benito
Para luchar contra los maleficios
Infierno
Una terrible realidad.
Purgatorio
Hermanos que tienden una mano.
Paraíso
Voy a preparar un lugar.
Amor y Pasión
La Pasión de Jesucristo.
Milagros Eucarísticos
Las Hostias en carne viva.
Milagros
Signos de la presencia divina.
Meditaciones
Sobre lo trascendental.
Apariciones Marianas
Maria sigue la humanidad
Los Ángeles
Seres que arden de amor.
Enciende la esperanza
La vida es hermosa.
Lectio divina
La Palabra vivifica el corazón.
Santuario de Oropa
Dedicado a la Virgen Negra
Viaje interior
Un camino entre la psique.
Catalina Emmerick
Narra la pasión de Jesús.
La Esperanza
¿Por qué Esperar?
La Amistad
Un verdadero sentimiento.
Ser cristianos
Saber si el alma es inmortal.
Primeros viernes
Sagrado Corazón de Jesús.
Decálogo
Los diez mandamientos.
María Valtorta
La Pasión.
La Misericordia
Padre de infinita paciencia.
La Fe
Virtud sobrenatural
La caridad
Amor operante
Alma
Increíble energía
La oración
Un camino eficaz
  italiano español english português Anterior  

El DECáLOGO

El examen de conciencia con los diez Mandamientos sirve para:
  • superar los vicios humanos
  • amar Dios y el prójimo
  • subir en las virtudes cristianas
«Pero si confesamos nuestros pecados, Él, que es fiel y justo, nos perdonará nuestros pecados y nos limpiará de toda maldad». (1 Juan 1,9)

CONFESIÓN
El sacramento de la penitencia es un instrumento directo para destruir el pecado, pero es también un precioso ejercicio de la virtud; además de ser un medio de expiación, es una escuela insustituible de espiritualidad, por lo que el uso de este sacramento no puede reducirse a la sola hipótesis del pecado grave. La confesión periódicamente renovada ha acompañado en la Iglesia la subida a la santidad... Por eso se necesita ser fieles al sacramento de la penitencia, y encontrar frecuente y regularmente a Jesús, nuestro Salvador misericordioso.

1 - NO TENDRÁS OTRO DIOS APARTE DE MÍ
Recuerda:
El hombre está en el mundo para ir hacia Dios, por lo que Dios debe de ser el centro y el fin de la vida. "Tú amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda el alma y con todas tus fuerzas." (Deut. 6,5)

Considera:
La ley moral de Dios fué dada al hombre y para el hombre por su bien, y solamente en fuerza de este primer mandamiento se puede pensar en un auténtico humanismo. Sin Dios quedan las ruinas de la moral humana.

EXAMÍNATE:
  • ¿Has apoyado ideologías que sostienen el ateísmo? ¿has aceptado teorías que llevan a la indiferencia religiosa? ¿has seguido el laicismo que tiende a aislar en privado la práctica cristiana? ¿has vivido como si Dios no existiera?
  • ¿Has negado o dudado voluntariamente del Paraíso, del Purgatorio y del infierno eterno, u otras verdades de fe?
  • ¿Rezas en la mañana, en la noche, durante el día? ¿Diálogas con Dios? ¿Tratas de leer y de conocer la Palabra de Dios?
  • ¿Te has acercado a la Comunión en pecado grave, sin ante confesarte?
  • ¿En las anteriores confesiones has callado pecados graves?
2 - NO DECIR EL NOMBRE DE DIOS EN VANO
Recuerda:
Dios se ha hecho hombre para revelarte que Dios es Padre, para conocer y amar. «El Señor no dejará sin castigo quien pronuncia su nombre en vano». (Éxodo 20,7)

Considera:
El segundo mandamiento de Dios dice: "No decir el nombre de Dios en vano" Por lo tanto, si eres un cristiano, ¡no invoques en vano el nombre del Señor! Hay que ser un cristiano de veras, no sólo de nombre, ¡no seas un cristiano cualquiera! "No cualquiera me dice: Señor, Señor, pero aquel que hace la voluntad de mi padre".

EXAMÍNATE:
  • ¿Sabes que la blasfemia es una culpa grave?
  • ¿Has blasfemado contra Dios, la Virgen o los Santos? ¿Cuántas veces? Recordad que el Espíritu Santo en la Biblia dice que la blasfemia lleva a casa, enfermedades, desgracias, angustias, castigos, deshonor, maldición, etcétera. (2 Re 19, 3-4; Is. 37, 1-4)
  • ¿Has jurado en falso invocando el nombre de Dios? ¿Has pronunciado con poco respeto el nombre de Dios, de la Virgen Maria y de los Santos?
  • ¿Mantienes las promesas hechas a Dios?
3 - RECUERDA SANTIFICAR LA FIESTA
Recuerda: Sólo la Santa Misa tiene el poder de hacer Santa la fiesta del Señor, de la fraternidad, de la paz, de las obras de caridad y misericordia. Es más, es el día del descanso «El Señor ha declarado sacro el séptimo día» (Éxodo 20,11)

Considera:
Es grato al Padre Eterno hacer de mediador de nuestra salvación a su Hijo Unigénito, que para nosotros se hizo hombre. Por lo que el domingo, día de la Resurrección, es para nosotros un día particularmente santo. En él nos reunimos todos alrededor del altar para alcanzar la santidad de Cristo y para ofrecerle santa toda nuestra semana. Durante la Santa Misa, se nos ofrece, realmente presente, aquel inefable amor que nos fue demostrado mediante la Cruz de Cristo.

EXAMÍNATE:
  • ¿Sabes que faltar a Misa es culpa grave?
  • ¿Has faltado, por negligencia, pereza o porque no tenías ganas de ir a la Santa Misa los domingos y fiestas de guardar? ¿En estos días has trabnajado?
4 - HONRAR AL PADRE Y A LA MADRE
Recuerda:
EI Señor quiere que el padre y la madre sean honrados, obedecidos, socorridos, compadecidos, queridos. "Quien honra el padre expía sus pecados, quien honra a la madre acumula tesoros. Quien honra al padre vivirá a largo plazo". (Siracides - Eclesiástico 3, 3-4) "Sean sumisos, por amor del Señor, a cada autoridad constituida en medio a los hombres". (1Pedro 2,13)

Considera: Este mandamiento indica la gran importancia de la familia. El mandamiento que obliga al hombre a honrar a los padres, asegura el bien fundamental de la Comunidad humana. Estas palabras del mandamiento, con igual fuerza, concierne los padres: ¡Acuérdate de merecer verdaderamente este honor, seas digno del nombre padre! seas digna del nombre madre!

EXAMÍNATE:
  • ¿Rezas por tus padres?
  • ¿Has faltado el rispeto a tus padres? ¿Los has desobedecido? ¿Les has dado graves disgustos? ¿Los has ofendidos, maltratado, abandonados, amenazados, pegados?
  • Si eres padre: ¿sabes merecer el afecto y la estima de los hijos? ¿Has dado una enseñanza sana a los hijos y buen ejemplo rezando junto, frecuentando los sacramentos, escuchando la Santa Misa? ¿Para tus hijos rezas y ofreces al Señor tus sacrificios, diariamente?
  • Tienes deberes hacia la Iglesia y hacia la sociedad: ¿has observado las leyes de la Iglesia y has respetado los deberes hacia la sociedad?
5 - NO MATAR
Recuerda: Ama el prójimo.
En el hombre está estampada la imagen de Dios: Dios lo ha plasmado a su semejanza. Él es el autor de la vida. El hombre está destinado a la vida eterna y divina. Un solo hombre vale más que lo creado. El cristianismo es amor, es respecto a la vida; "Ama al prójimo como a ti mismo". «Han entendido que fue dicho: "no matarás, mas les digo: cualquier que se enoje con su propio hermano será puesto a juicio», (Mt 5, 21)

Considera:
"No matar", y al mismo tiempo afirma el derecho de cada hombre a la vida: desde el primero instante de la concepción hasta la muerte natural. Este derecho, de maniera particular, toma la defensa de hombres inocentes e indefensos. Este mandamiento induce a determinadas posturas y comportamientos positivos, proteges la vida, proteges la salud y respeta la dignidad de cada hombre, acoges al otro hombre como un don de Dios, - especialmente si es tu propio hijo... trata de ayudar a tus prójimos."

EXAMÍNATE:
  • ¿Has cultivado sentimientos malos hacia lo prójimo, pensamientos de venganza, rencor, rabia, resentimiento?
  • ¿Has peleado, has estado insolente, has contestado con palabras injuriosa al prójimo?
  • ¿Has hecho daños a otros?
  • ¿Te has irritado, enojado, has despotricado en contra del prójimo?
  • ¿Has sentido odio? ¿Has hecho mal a alguien?
  • ¿Has probado y pensado en la tentación de matarte?
  • Sobre el aborto, la ley moral impone que no se puede suprimir la vida en el seno de la madre. ¿Has consentido, aconsejado, favorecido tentado o procurado el aborto? ¿Sabes que el aborto lleva a la excomunión?
  • Sobre el escándalo: ¿fuiste ocasión de pecado hacia el prójimo con discursos, comportamiento o con el modo en el vestir?
  • ¿Has dañado tu salud con droga, abuso de licores?
6 y 9 NO COMETER ACTOS IMPUROS Y NO DESEAR LA MUJER DE OTROS Recuerda:
Dios ha creado al hombre y la mujer con la misión de sus colaboradores para el desarrollo de la humanidad, mediante el matrimonio. El amor en el matrimonio debe ser: único, indisoluble, y fecundo.

"La fornicación, y toda impureza o codicia... Lo mismo de la grosería, las necedades (chistes) o discursos licenciosos, cosas que no están bien... Porque tened entendido que ningún fornicador o impuro o codicioso - que es como decir ningún idólatra - participará en la herencia del Reino de Cristo y de Dios". (Ef. 5, 3-5)

1 RELACIONES PREMATRIMONIALES
«Hoy muchos han reivindicado el derecho a la unión antes del matrimonio, por lo menos cuando está acompañado de una firme voluntad de casarse... Eso, sobretodo, cuando la celebración del matrimonio está impedida por circunstancias extremas... o cuando esta relación intima parezca necesaria para conservar el amor, Esta opinión contrasta con la doctrina cristiana, según lo cual este acto debe desenvolverse exclusivamente enmarcado dentro del matrimonial» (S. Gongr. Fede, id)

Considera:
El don integro y genuino de sí mismos puede ser sólo en el amor conyugal indisoluble; en el matrimonio, por lo tanto, se necesita prepararse con la oración, con la autodisciplina, el mutuo respecto y la castidad.

EXAMINATE:
  • ¿Piensas que el matrimonio es un verdadero sacramento, y que sólo dentro de él es válida la entrega física?
  • La amistad y el noviazgo tienen como finalidad conocerse, y al amor, pero no actos de intimidad. ¿Has pensado, deseado o hecho experiencias prohibidas?
2 ADULTERIO DEL CORAZÓN
«Cualquier que mira una mujer y la desea ya cometido adulterio con ella en el corazón». (Mt. 5, 28)

Considera:
El adulterio del corazón es cometido no solamente porque el hombre mira para desear a la mujer que no es su esposa; sino también porque mira así la mujer. También si mirara de este modo a la mujer que es su esposa, cometería el mismo adulterio del corazón... si la trata como satisfacción del instinto.

EXAMINATE:
  • ¿Has cultivado pensamientos, deseos, miradas impuras voluntariamente?
  • ¿Has leído, prestados libros, comic, periódicos, revistas, fotos indecentes?
  • ¿Has visto espectáculos televisivos o film's obscenos?
  • ¿Has hecho discursos o contados chistes sucios?
  • ¿Cultivas amistades con personas corruptas?
3 VIDA CONYUGAL
Recuerda:
«Es intrínsecamente immoral toda acción que previo el acto conyugal o en su comportamiento o en el desarrollo de sus consecuencias naturales, se proponga como fin o como medio de imposibilitar la procreación» (Enc. «Familiaris consortio» 15-XII-1981)

Considera:
La Sagrada Escritura condena toda especie de abuso sexual: de manera explícita la homosexualidad. Condena también los actos impuros consumados en la propia persona. Se debe añadir que estos pecados contra la naturaleza degradan la personalidad.

EXAMINATE:
  • ¿Has usado métodos anticonceptivos?
  • ¿Has sido fiel en el matrimonio o has cometido adulterio?
7 - 10 NO ROBAR Y NO DESEAR LAS COSAS DE OTROS
Recuerda:
El hombre tiene el derecho y la facultad de disponer de la propiedad como expresión de su personalidad y de la autonomía personal. «¿No saben que los injustos no herederán el reyno de los cielos?.. No se ilusionen... ni ladrones, ni avaros..., no entrarán en el reyno de Dios» (1 Cor. 6,9)

Considera: II Séptimo Mandamiento resalta el derecho de la persona humana de poseer cosas como bienes; el hombre tiene necesidad de las cosas como medio para vivir. Por eso ha recibido del Creador el dominio sobre ellas. (Gen 1,28). Tiene también el derecho de gozar con el fin de transformarlas. Pero debemos recordar que Cristo enseña que el alma está por encima de los bienes, que se pueden y se deben dividir según la medida de la justicia, y el hombre está llamado al amor..

EXAMINATE:
  • ¿Has robado? ¿El valor era elevado? ¿Has restituido el objeto robado?
  • ¿Has estafado al vender, comprar o trabajar?
  • ¿Has reparado eventuales daños hechos al prójimo?
  • ¿Has pagado las deudas?
  • ¿Has dado el justo salario al dependiente?
  • ¿Has envidiado o deseado los bienes de otros?
  • ¿Eres celoso de tus bienes, eres avaro, miserable?
  • ¿Te dan tristeza los buenos resultados, del bienestar de los otros?
8 NO LEVANTES FALSOS TESTIMONIOS
Recuerda:
«... A todos los mentirosos les está reservado el lago ardiente del fuego y azufre. Esta es la segunda muerte». (Apoc. XXI, 8)

Considera:
El octavo Mandamiento del Decálogo, en manera especial, se incorpora a la verdad, que obliga el hombre en las relaciones con los otros en toda la vida social. Por medio de este Mandamiento el Dios de la Alianza da a conocer, en manera especial, que el hombre es creado a su imagen y semejanza por tanto todo el comportamiento humano está sometido a las exigencias de la verdad.

EXAMINATE:
  • ¿Has dicho mentiras?
  • ¿Has violado el secreto prometido?
  • ¿Has criticado sin motivo al prójimo?
  • ¿Has acusado injusta y falsamente alguien? Por lo tanto, ¿has calumniado?
  • ¿Has levantado falso testimonio?
  • La calumnia y los falsos testimonios deben de ser reparados para ser perdonados.
LOS VICIOS CAPITALES
Fe, Esperanza, Caridad y de las virtudes cardinales: prudencia, fortaleza, justicia, templanza, contra las cuales chocan nuestras pasiones maliciosas de los vicios capitales.

  • Soberbia, es tratar de valorar tu personalidad con medios ilícitos. Es presumir, es humillar a los otros.
  • Egoísmo, es buscar el interés personal como meta de la vida, o con modos y medios injustos.
  • Lujuria, es deseo o búsqueda desordenada de los placeres sexuales. Es la idolatría de la carne.
  • Ira, es parte de la impaciencia, se convierte en cólera, puede surgir la violencia y hasta el furor, y se pasa, por fin, al odio y a la venganza.
  • Gula, es comer y beber exageradamente, con daño a la salud o la mente.
  • Envidia, es sentir malestar por los bienes de otros, o bien gozar de los males de otros.
  • Pereza, es descuidar los propios deberes para evitar el esfuerzo que la obediencia exige.
Nadie puede comparecer ante Dios y discutir con Él con base en la justicia y el derecho. Solamente Su Gracia y Su Misericordia pueden salvar a los hombres. El amor hacia Dios es una verdadera amistad. La característica de la amistad consiste en conformarnos con lo que quiere el amigo.

  Santos y Beatos:
PecadoSan Francisco de AsísPecadoSan Antonio de Padua
PecadoSanta Teresa de LisieuxPecadoSanta Rita de Casia
PecadoSanta LucíaPecadoSanta Gema Galgani
PecadoSan Antonio GalvaoPecadoSanta Isabel
PecadoSanta Catalina LabouréPecadoSan Juan Bosco
Informes:  monastery@tiscali.it Gruppo de oración mundialNúmero de accesos:visite  
Pecado y moralidad - Todos los derechos reservados