I Volumen

Sulle Orme del Maestro

Tras las huellas del Maestro

¡Oh! Hombre, detente un momento a pensar, no será en vano el tiempo, quién sabe lo que el intelecto y el corazón iluminan el reclamo de sus derechos. Tal vez tu comprenderás un suave recordatorio.

Después de que el ruido del mundo se pasa y te encuentras un poco de silencio y alcanzas la tan deseada paz, poco conocida. La Palabra es la verdad, es la vida, es el amor.

Comentario de José

Es una entrevista llena de dulzura y amor que brilla a través de todos los ámbitos y sigue siendo así ya que, incluso si las propuestas o las llamadas que se deben asumir a tu alrededor constituyen una reprimenda severa o un profundo dolor por los males de nuestro tiempo.

En el libro encontrarás todas las reflexiones, que tienen como objetivo ayudarte a conocer lo que Dios quiere de ti en este momento de tu vida.
Te asombrarás con las similitudes que existen con las exhortaciones y la práctica de San Ignacio sobre la insistencia con la que se propone el examen de conciencia, para adquirir las virtudes necesarias.

Una pedagogía también impregna las páginas del libro, ya que toma en cuenta todas las dificultades del camino. Se percibe un énfasis del amor como la fuerza motriz y el vórtice que irresistiblemente te arrastra por encima de los obstáculos.

Comentario de Daniela

Creo que no podemos permanecer indiferentes, ya que cualquiera que lea este libro, lo puede reflejar en sus vidas, y darse cuenta de que sólo depende totalmente de Dios y que podemos superar cualquier obstáculo que la vida nos presente, y que no hay que temer nada si decidimos quedarnos con él. Me di cuenta de que no hay límite en la fe y soy consciente que la mina está destinada sólo a crecer.

Comentario de Rosa

"Tras las huellas del Maestro" no es un libro para ser leído rápidamente, por su inmensa belleza. Preguntas sobre la manera de ser cristianos, despertando la conciencia. La lectura de esas páginas disipa las dudas acerca de la responsabilidad, la honestidad, la sinceridad, la culpa, excusas humanas. Las palabras "Yo soy el que escudriña los corazones, también ocasionan movimientos internos que a veces no son visibles", dan la sensación de fracaso, por mil dudas e invitan a un examen completo de conciencia a diario.

Uno tiene la sensación de estar ante un Analista Especial que, si bien mirando lo más profundo del corazón, sigue paso a paso, sin ser intimidante pero ofreciendo su ayuda divina, para facilitar el camino espiritual y el camino diario normalmente. Y un libro que se mantenga a la mano y se lee en pequeñas dosis, para un control permanente en nuestras creencias, valores, principios y acciones de la vida cotidiana. Sólo tienes que abrir el libro y leer una página para meditar sin ningún problema, pero con el temor saludable que ayuda, anima y da tomar conciencia de que las tentaciones son de oro y atractivas y es fácil caer. Y una invitación a no desalentarse, que está cercano, dispuesto a ayudar a quien lo solicite.

Palabras como "Mírame y me pondré en camino" nos consuela, emociona. Uno se siente seguro de tendremos, el coraje, la perseverancia, la voluntad; logros extenuantes pero no inalcanzables, con las manos listas para recibir. Especialmente para el lector, alentándolo, amonestándo, explicando, con dulzura, el amor, la misericordia, que sólo el Padre, el Hermano, el que analiza la gracia divina puede dar. Gracias a Corrado y Enrico que escribieron estas páginas maravillosas, en ellas he encontrado ayuda para meditar en mi fe, en la oración. El debate sobre cómo ser un cristiano siempre estará abierto, en una reflexión continua y tranquila, para la mejora y crecimiento espiritual saludable.
Con inmensa gratitud y afecto.

Comentario de Elizabeth

He leído de un tirón "Tras las huellas del maestro", y creo que es uno de los mejores libros que he leído, si no el mejor. Me gustaría preguntar si las verdades contenidas en el mismo y las enseñanzas que se han comunicado son aspectos de apariciones reales del Señor, ya que eso parece al leer el libro. El libro es muy bueno porque es una explicación de las verdades del Evangelio, paso a paso, por lo que se puede aplicar a la vida cotidiana. Este libro me dio mucho consuelo y fuerza, sentí de cerca a Jesús, hablándome e invitándome a seguirlo. Me impresionó la frase "Mantengan la mirada fija en mí", y eso es lo que me digo a mí mismo cuando atravieso momentos difíciles.

Comentario de Lia

En cuanto a mi opinión sobre su libro maravilloso, voy a empezar diciendo que estoy pasando por un momento muy difícil, a veces me dejo caer en momentos de desesperación y desesperanza, pero cuando me acerqué a la lectura de su libro me encontré con un faro, un punto de referencia, una razón para seguir adelante ... era como volver a descubrir el gusto por la vida, que parecía oscurecida por la niebla del sufrimiento y resignación.

Cuando leo los mensajes es como si viera a través de un espejo, nos convence de que la humanidad aún puede salvarse del abismo de la autodestrucción, si cada uno de nosotros va a escuchar la voz en el corazón, para que el alma de toda persona se eleve hacia el cielo para ver la luz de Dios.

Os exhorto a continuar en este camino, nunca no dejen de difundir los mensajes de la Luz que han sido enviados a la humanidad, a tantas personas como yo que pueden aprender de ellos, y pueden sacudir el polvo de la apatía y de la indiferencia, encontrando la fuerza para comenzar ese proceso de renovación moral y espiritual, volviendo a nuestra propia esencia, tan desvergonzadamente anulada por esta sociedad que, día tras día, cada vez más refuerza los barrotes que nos tienen aprisionados.

Estoy convencida de que, a través de su servicio amoroso y fructífero, mucha gente finalmente será capaz de llegar a la verdadera esencia de su existencia, tratando de evitar las distracciones y tentaciones, siempre al acecho para desviarnos de ella. Realmente te admiro porque tu misión tiene un valor en sí mismo ejemplar: servir a los más vulnerables y los pobres con amor y caridad, al igual que El y la madre Teresa de Calcuta enseñan.

Los saludo cordialmente y me disculpo si les he hecho perder un poco de tiempo, pero sentí el deber de expresar estos pensamientos de gratitud, los que a la brevedad se pueden transmitir en comparación con gran parte de páginas enteras superficiales y vacías.

Te podría interesar