Meditaciones

#

Medita

En este tiempo las noticias como los hechos, ocurren a través de los canales de información con una rapidez impresionante, tanto que llegan a trastornar al hombre y le hace incapaz de buscar las respuestas definitivas a las grandes interrogantes de su existencia: cuál es el sentido de la vida, de la muerte, qué pasa en el más allá... aspectos que desde siempre han agitado el corazón humano.

El aliento del Alma

Aprisionado en el propio "YO", el hombre pierde la capacidad de comprender a Dios y considera que es un argumento sin ningún interés inmediato. La persona esclava del orgullo y del egoísmo, no sabe quién es, de dónde viene ni adónde va.
Derribar este pérfido orgullo personal permite extenderse más allá del pequeño mundo personal para adquirir vitalidad, abrirse a la Sabiduría, instruir el corazón y lanzarlo con ímpetu a la conquista de la vida eterna.

Cada hombre tiene dentro de sí el deseo de entrar directamente en contacto con lo Divino, más allá de todas las representaciones propuestas por las Iglesias oficiales. Apagar este anhelo para dedicarse totalmente al trabajo, a los negocios, a la falta de tiempo para no vivir nuestra condición humana en toda su plenitud apaga la luz del espíritu y nos introduce en una noche angustiosa donde se ciernen las lúgubres tinieblas de la ansiedad.

La sociedad de nuestros tiempos no parece ayudar al crecimiento de personas capaces de serenidad y de concentración en medio de las viscisitudes de la existencia. Se habla mucho de calidad de vida pero el número de personas estresadas y deprimidas nunca fue tan alto. Hay también la inclinación a formar individuos estandarizados sin ninguna originalidad, que recepcionan las mismas informaciones y practican los mismos pasatiempos. La sociedad es también un mundo escéptico, relativista, en el cual los valores morales son puestos en duda.

Pascal escribió: "Los incrédulos que no han encontrado a Dios y que viven sin buscarlo son locos e infelices". Sigue el gran filosofo y matématico: "Es decisivo para toda vida saber si el Alma es mortal o inmortal, si hay un más allá después de la muerte, si hay un Dios que nos acoge y nos juzga". Esta prospectiva de ganar el infinito debe incitarnos a jugar la vida para ganar el magnifico premio de una felicidad infinita.

Muchos todavía se conforman con un débil pensamiento que no satisface ni calma el hambre de espiritualidad, nunca totalmente adormecida, porque radica en el alma. Por lo tanto, es esencial recurrir a la meditación para rescatarnos de la tibieza y a la adaptación para conseguir nuevos frutos y una nueva luz que ilumine nuestra existencia.

Se necesita reencontrar a través de una renovada conciencia cuál es el sentido de la vida, es urgente retomar la relación con el Omnipotente y con los hermanos para regenerar aquella energía capaz de sacudir las conciencias y despertar el entusiasmo y el amor por el don de la vida. Se tiene que restablecer aquel diálogo del Alma con Dios Creador a través de un itinerario de fe y de esperanza para construir aquel puente espiritual entre el cielo y la tierra, indispensable en el crecimiento de la espiritualidad y la dignidad.

La meditación sobre argumentos que pueden responder a las difíciles interrogantes de si el Alma existe, el porqué de la tibieza y el pecado, el infierno, el valor del tiempo, la Palabra de Dios y más son reflexiones indispensables para reactivar el potencial de la bondad y fuerza interior sepultados bajo una espesa cobija de indiferencia.

Te invito a recorrer las siguientes páginas donde podrás descubrir los elementos que te ayudarán a alcanzar una reflexión personal útil para un respiro del alma.

Una invitación especial

Si usted quiere lograr esta alegría y adquirir las virtudes, escuchar la invitación de Jesús: "Todo lo que pidáis en la oración, recibiréis" (Mt 18:20). De hecho, sin oración, ningún camino espiritual es posible, ni se puede seguir las huellas de Jesús, nuestro Salvador.

Se Si desea acceder a la invitación, o simplemente orar desde su casa, haga clic aquí y encontrará un extraordinario grupo de oración. Usted, por lo tanto, se unirá espiritualmente a los muchos hermanos y hermanas en todos los continentes, y su vida va a cambiar.

Si desea recibir el folleto de oración complete el siguiente formulario y recibirá en su dirección sin tener que efectuar cancelación alguna.

Puede visitar el grupo de oración después de haber leído y meditado en las siguientes interesantes páginas.

Te puede interesar