El Seductor

#

Monstruo implacable

El eclipse del sentido cristiano de la vida va de la mano con el ocaso de la razón, que con la fe levantaba al espíritu humano hacia la contemplación de la verdad.

La Iglesia, frente al neopaganismo que avanza, es la única en oponerse al retorno de las pasiones irracionales y del pensamiento ateo, que niega la existencia de Dios para relegar al hombre, durante algún tiempo, para luego dispersarlo en la nada..

Il demonio, un monstruo despiadado

Los hombres, en este tiempo, afirman no creer en la existencia de Satanás, para luego, sin darse cuenta, caer en sus trampas, se conviertan en sus adeptos y difundan el espíritu maléfico en todos los sectores de la vida humana. No se sabe como actúa, pues de otro modo estaríamos más atentos en el obrar y más vigilantes en el pensar, porque él, que es muy hábil, es capaz de hacer comprender el mal como bien necesario. Satanás, el rebelde, el corruptor, el maldito, con su lengua viperina es padre de la mentira y nos atrae hacia el sendero del engaño.

Bajo el latigazo, el maléfico, arrastra el corazón de los hombres en la duda para después conducirlos, paso a paso, hacia la desesperación. No le importan tanto las ruinas materiales como las espirituales, su interés primario es separarnos de Dios para luego actuar con toda libertad. Usa su astucua y todos su encanto para infiltrarse sinuoso en los pozos más oscuros de nuestro ser, que de momento pueden aparecer relajados, pero que son únicamente insidiosos. Estas sombras pueden asumir el nombre de dinero, poder, egoismo, ambición, sentido, materialismo. Es más, él puede lucrarse de nuestro dolor, de la necesidad, del abandono, de las decepciones para vencer las resistencias y hacer que nos rindamos a su fuerza.

Satanás es incansable en la acción. Está a nuestro alrededor, en las tinieblas y trabaja para llevarnos hasta él. Usa el ateismo, la incredulidad, la indiferencia, para actuar libremente y entrar con agilidad en nuestra alma. Una vez dentro, con su aliento infernal, destruye toda honestidad, toda moralidad, toda bondad para sustituirlos por pasiones que dominen en la carne, fomenten la codicia para inducirnos al placer de la avidez, la lujuria y humillar al hombre hasta las leyes instintivas de los brutos.

El Demonio usa la seducción y la mentira, se oculta y se disfraza para no ser descubierto. Su gran astucia es hacernos creer que él no existe de modo que pueda trabajar en el silencio y sin obstáculos de ningún tipo. Este modus operandi parece ser, hoy, muy eficaz.

Para engañarnos y no ser descubiertos, a veces, se disfraza de ángel de la luz. Tiene también el poder de estimular los sentidos humanos como la vista, el tacto, el oído, la memoria, la fantasía y la imaginación de cada hombre. La persona que se aleja de Dios, y de su Gracia, queda a merced de su disruptiva acción, lo atrapa en sus redes, lo priva de la voluntad, le oscurece la mente. Inyecta su veneno y paraliza a la víctima robándole la capacidad de luchar contra las fuerzas de las tinieblas, y el desgraciado permanecerá en este estado hasta el último día de su vida.

Una ayuda a la acción del demonio son los medios de comunicación que estan, a menudo, al servicio del mal, difundiendo el consumo, el hedonismo, el materialismo, el culto al cuerpo si no del sexo, a través de la pornografía. El hombre así, inconsciente del pecado, se condena quizás para siempre.

A veces nos preguntamos, pero ¿el problema del mal es sólo una cuestión filosófica que permanece a nivel del pensamiento, y luego se adopta a los cambios de la sociedad, o bien, este tentador maléfico existe realmente?. La Fe, la Sabiduría cristiana revelada lo afirma con certeza. Nosotros no comprendemos esta evidente verdad porque nuestra mente ha sido oscurecida, traicionada, desviada no sólo por el demonio, sino también por todo lo que le rodea.

Intenta analizar tu corazón, si ves en él soberbia, envidia, celos odio, deseo de poder, de poseer, ganas de triunfar, estás en situación peligrosa porque éstas son las raíces en las que germinan delitos, guerras y abusos de todo tipo que generan sufrimientos, a veces, inauditos.

¿Quieres salir de esta situación para encontrar paz, serenidad, alegría y confianza en el futuro?. Arrepiéntete y confiesa tus pecados, así podrás liberar, con la Gracia conauistada, y la Infinita Misericordia de Dios, un pensamiento recto y una renovada facultad de actuar libremente. Piensa que podrás, incluso, abatir los ídolos como el dienro y otros que hayan sustituido a Dios en tu corazón. Recuerda que es el camino de Cristo. Él es el camino, la verdad y la Vida.

No devalúes estas meditaciones porque el problema quizás sea tuyo. Escribe la místicca Valtorta, donde Jesús dice: "He querido hablar porque ya el noventa por ciento entre vosotros es similar a Eva, intoxicada por el aliento y por la plabra de Lucifer y no vivís para amaros sino para saciaros de sentido, no vivís para el Cielo sino para el fango... al alma la habéis matado y la razón depravado. En verdad os digo que los brutos os superan en honestidad de sus amores".
(Maria Valtorta. El poema del Hombre Dios, pág.119).

Tras estas breves notas introductivas, hojeando las siguientes páginas podrás conocer la acción ordinaria del demonio, cómo usa su voz persuasiva, la astucia de su acción, su modo para atormentarnos y asustarnos y cómo libraros de sus insidias. No se trata de discusiones académicas sino de realidades que tú mismo debes afrontar para determinar cómo vivir la cotidianidad y qué destino te espera. Ponderar entre el bien y el mal, entre Dios y el tentador para evitar que te atraiga hacia él.

Un invito speciale

Una invitación especial

Si usted quiere lograr esta alegría y adquirir las virtudes, escuchar la invitación de Jesús: "Todo lo que pidáis en la oración, recibiréis" (Mt 18:20). De hecho, sin oración, ningún camino espiritual es posible, ni se puede seguir las huellas de Jesús, nuestro Salvador.

Se Si desea acceder a la invitación, o simplemente orar desde su casa, haga clic aquí y encontrará un extraordinario grupo de oración. Usted, por lo tanto, se unirá espiritualmente a los muchos hermanos y hermanas en todos los continentes, y su vida va a cambiar.

Si desea recibir el folleto de oración complete el siguiente formulario y recibirá en su dirección sin tener que efectuar cancelación alguna.

Puede visitar el grupo de oración después de haber leído y meditado en las siguientes interesantes páginas.



Te puede interesar