Gemma Galgani

#

Para pedir gracias

O querida Santa Gema, que dejaste plasmar de Cristo crucificado, recibiendo en tu cuerpo virginal las señales de su gloriosa Pasión, por la salvación de todos, consigúenos de vivir con generosa dedicación nuestro empeño bautismal y intercedes por nosotros cerca del Dios para que nos conceda las gracias deseadas.

Novena

DÍA PRIMERO
Señor mío Jesucristo, que dijisteis: pedid y recibiréis; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá. Caigo a vuestras plantas implorando la gracia que ardientemente anhela mi corazón. Pero reconociendo mi indignidad, pongo por intercesora en mi favor a vuestra fidelisíma sierva Santa Gema, dedicando en su honor y para gloria vuestra esta novena. Así sea.
Celestial protectora mía Santa Gema, cuya vida fue un ardiente deseo de perfección cristiana. Te suplico enciendas en mi alma vivo anhelo de santidad y me alcances la gracia particular que imploro en esta novena.
Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.
Oh Dios, que transformasteis a Santa Gema virgen en vivo retrato de vuestro Hijo atormentado; concédednos por su intercesión que, asociándonos a la Pasión de Cristo, merezcamos asimismo ser participes de su gloria. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

DÍA SEGUNDO
Señor mío Jesucristo, que dijisteis: pedid y recibiréis; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá. Caigo a vuestras plantas implorando la gracia que ardientemente anhela mi corazón. Pero reconociendo mi indignidad, pongo por intercesora en mi favor a vuestra fidelisíma sierva Santa Gema, dedicando en su honor y para gloria vuestra esta novena. Así sea.
Perfectísimo dechado de desprendimiento, gloriosa Santa Gema, que pasaste por el mundo sin aficionarte a ninguna de sus vanidades. Ya que te mueve a compasión mi vida absorbida por la materia, alcánzame del Señor la perfecta renuncia y negación de mí mismo, junto con la gracia particular que imploro en esta novena.
Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.
Oh Dios, que transformasteis a Santa Gema virgen en vivo retrato de vuestro Hijo atormentado; concédednos por su intercesión que, asociándonos a la Pasión de Cristo, merezcamos asimismo ser participes de su gloria. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

DÍA TERCERO
Señor mío Jesucristo, que dijisteis: pedid y recibiréis; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá. Caigo a vuestras plantas implorando la gracia que ardientemente anhela mi corazón. Pero reconociendo mi indignidad, pongo por intercesora en mi favor a vuestra fidelisíma sierva Santa Gema, dedicando en su honor y para gloria vuestra esta novena. Así sea.
Seráfica Santa Gema, que viviste inflamada en el amor de Jesucristo. Alcánzame una chispa del fuego que abrazó tu corazón, junto con la gracia particular que imploro en esta novena.
Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.
Oh Dios, que transformasteis a Santa Gema virgen en vivo retrato de vuestro Hijo atormentado; concédednos por su intercesión que, asociándonos a la Pasión de Cristo, merezcamos asimismo ser participes de su gloria. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

DÍA CUARTO
Señor mío Jesucristo, que dijisteis: pedid y recibiréis; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá. Caigo a vuestras plantas implorando la gracia que ardientemente anhela mi corazón. Pero reconociendo mi indignidad, pongo por intercesora en mi favor a vuestra fidelisíma sierva Santa Gema, dedicando en su honor y para gloria vuestra esta novena. Así sea.
Angel de caridad gloriosa Santa Gema, que cruzaste por este mundo enseñando con tus obras e inmolación heroica por las almas el verdadero amor al prójimo. Ten compasión de mi egoísmo y alcánzame la verdadera Caridad, junto con la gracia especial que imploro en esta novena.
Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.
Oh Dios, que transformasteis a Santa Gema virgen en vivo retrato de vuestro Hijo atormentado; concédednos por su intercesión que, asociándonos a la Pasión de Cristo, merezcamos asimismo ser participes de su gloria. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

DÍA QUINTO
Señor mío Jesucristo, que dijisteis: pedid y recibiréis; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá. Caigo a vuestras plantas implorando la gracia que ardientemente anhela mi corazón. Pero reconociendo mi indignidad, pongo por intercesora en mi favor a vuestra fidelisíma sierva Santa Gema, dedicando en su honor y para gloria vuestra esta novena. Así sea.
Violeta perfumada que en tu profundísima humildad quisiste llamarte siempre "la pobre Gema". Compadécete de mi orgullo y alcánzame la verdadera humildad, junto con la gracia particular que imploro en esta novena.
Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.
Oh Dios, que transformasteis a Santa Gema virgen en vivo retrato de vuestro Hijo atormentado; concédednos por su intercesión que, asociándonos a la Pasión de Cristo, merezcamos asimismo ser participes de su gloria. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

DÍA SEXTO
Señor mío Jesucristo, que dijisteis: pedid y recibiréis; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá. Caigo a vuestras plantas implorando la gracia que ardientemente anhela mi corazón. Pero reconociendo mi indignidad, pongo por intercesora en mi favor a vuestra fidelisíma sierva Santa Gema, dedicando en su honor y para gloria vuestra esta novena. Así sea.
Gloriosa esclava de la obediencia, que nada tanto apreciaste como negar tu voluntad para seguir las inspiraciones del cielo o los mandatos de tus superiores. Alcánzame vencer la rebeldía de mi perversa voluntad y la gracia particular que suplico en esta novena.
Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.
Oh Dios, que transformasteis a Santa Gema virgen en vivo retrato de vuestro Hijo atormentado; concédednos por su intercesión que, asociándonos a la Pasión de Cristo, merezcamos asimismo ser participes de su gloria. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

DÍA SÉPTIMO
Señor mío Jesucristo, que dijisteis: pedid y recibiréis; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá. Caigo a vuestras plantas implorando la gracia que ardientemente anhela mi corazón. Pero reconociendo mi indignidad, pongo por intercesora en mi favor a vuestra fidelisíma sierva Santa Gema, dedicando en su honor y para gloria vuestra esta novena. Así sea.
Lirio inmaculado de pureza, que cruzaste por el lodazal de este mundo sin recibir en lo más mínimo las salpicaduras de la lujuria. Contémplame sin alientos para vencer mis apetitos y no me niegues el auxilio de tu protección, junto con la gracia especial que imploro en esta novena.
Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.
Oh Dios, que transformasteis a Santa Gema virgen en vivo retrato de vuestro Hijo atormentado; concédednos por su intercesión que, asociándonos a la Pasión de Cristo, merezcamos asimismo ser participes de su gloria. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

DÍA OCTAVO
Señor mío Jesucristo, que dijisteis: pedid y recibiréis; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá. Caigo a vuestras plantas implorando la gracia que ardientemente anhela mi corazón. Pero reconociendo mi indignidad, pongo por intercesora en mi favor a vuestra fidelisíma sierva Santa Gema, dedicando en su honor y para gloria vuestra esta novena. Así sea.
Esclarecida abogada mía Santa Gema, que cifraste tu dicha en inmolarte en aras del sacrificio y de la mortificación. Compadécete de la repugnancia que experimento en mortificarme y alcánzame del Señor tan necesaria virtud, junto con la gracia particular que imploro en esta novena.
Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.
Oh Dios, que transformasteis a Santa Gema virgen en vivo retrato de vuestro Hijo atormentado; concédednos por su intercesión que, asociándonos a la Pasión de Cristo, merezcamos asimismo ser participes de su gloria. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

DÍA NOVENO
Señor mío Jesucristo, que dijisteis: pedid y recibiréis; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá. Caigo a vuestras plantas implorando la gracia que ardientemente anhela mi corazón. Pero reconociendo mi indignidad, pongo por intercesora en mi favor a vuestra fidelisíma sierva Santa Gema, dedicando en su honor y para gloria vuestra esta novena. Así sea.
Rauda paloma, que herida por el amor divino remontaste tu vuelo hacia las alturas, alejándote de los peligros que acechaban tu virtud. Pues contemplas los peligros que me rodean, defiéndeme con tu intercesión y alcánzame el triunfo en las tentaciones, a una con la gracia particular que imploro en esta novena.
Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.
Oh Dios, que transformasteis a Santa Gema virgen en vivo retrato de vuestro Hijo atormentado; concédednos por su intercesión que, asociándonos a la Pasión de Cristo, merezcamos asimismo ser participes de su gloria. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

ORACIóN DE SANTA GEMA

Aquí me tenéis postrada a vuestros pies santísimos, mi querido Jesús, para manifestaros en cada instante mi reconocimiento y gratitud por tantos y tan continuos favores como me habéis otorgado y que todavía queréis concederme. Cuantas veces os he invocado, ¡oh Jesús! me habéis dejado siempre satisfecha; he recurrido a menudo a Vos, y siempre me habéis consolado. ¿Cómo podré expresaros mis sentimientos, amado Jesús? Os doy gracias…; pero otra gracia quiero de Vos, ¡oh Dios mío!, si es de vuestro agrado… (aquí se manifiesta la gracia que se desea conseguir). Si no fuerais todopoderoso no os haría esta súplica. ¡Oh Jesús!, tened piedad de mí. Hágase en todo vuestra santísima voluntad.
Rezar Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

ORACIóN PARA TENER ÉXITO EN LOS EXÁMENES

Esclarecida protectora de los examinandos, Santa Gema Galgani. Tú que recibiste del cielo inteligencia tan clara y memoria tan feliz que ocupabas siempre los primeros puestos en las clases, alcanzabas las más altas calificaciones en los exámenes y obtenías premios extraordinarios en públicos certámenes; pero que inflamada de la más tierna caridad para con el prójimo, te angustiabas y sentías como propios los suspensos de tus compañeras de colegio; ya que contemplas desde el cielo mis pasados descuidos y negligencias en el cumplimiento de los deberes escolares, alcánzame del Señor el perdón que humildemente imploro, que sepa enderezar mis conocimientos a la mayor gloria de Dios y santificación de mi alma, y que, singularmente en esta circunstancia en que voy a examinarme, conserve rectitud de intenciones, serenidad de ánimo y equilibrio de nervios, para que, obteniendo las brillantes calificaciones por las que suspiro, ensalce tu protección y eficacísimo valimiento y bendiga al Señor por todos sus soberanos beneficios, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos.Amén.

Rezar un Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

NOVENA BREVE DE SUPLICA POR LA SALUD DE UN ENFERMO

¡Oh gloriosa protectora nuestra Santa Gema!, tú que cruzaste este valle de lágrimas sobre las punzantes espinas del infortunio, experimentando toda suerte de trabajos y dolores, compadécete desde el encumbrado trono de gloria, que gozas en el cielo, de quienes nos sentimos desfallecer bajo el peso de la desgracia, alcánzanos la salud de la persona amada por la que te invocamos si ha de ser para mayor bien espiritual de nuestras almas.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

¡Oh poderosa intercesora ante el trono de Dios abogada nuestra Santa Gema!, por la ardiente caridad para con el prójimo que inflamó tu pecho empujándote al alivio de todas las necesidades corporales y espirituales, vuelve compasiva tu mirada hacia nosotros alcanzándonos con tus ruegos del Señor recupere la salud el ser querido sobre el que invocamos confiados en tu valiosísimo patrocinio.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

¡Oh esclarecida taumaturga del siglo XX!, admirable Santa Gema, ya que el Señor te ha otorgado derramar, sobre la Humanidad doliente bondades y prodigios sin cuento, intercede benignamente por nosotros, alcanzándonos gozar jubilosos el beneficio de la salud que te suplicamos para gloria de Dios y santificación de nuestras almas.

Te puede interesar