Meditaciones

#

Ruegos a Jesús

Senor Jesús,
tú mejor de mí conoces mi débil naturaleza humana:
Tú eres lo único que puedes curarme:
Tú eres lo único que puede donarme la fuerza.

Señor, que alzas quienquiera ha caído,
derramas tu potencia en mi corazón,
hace que pueda vivir y no sobrevivas,
qué pueda ofrecer y no sufras.

COMUNIÓN ESPIRITUAL

Creo, Dios mío, que estás presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas, te adoro y deseo recibirte en mi alma; mas, no pudiendo hacerlo sacramentalmente ahora, ven al menos espiritualmente a mi corazón.
Como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno a Ti. No permitas que jamás me separe de Ti. Amén.

ORACIÓN POR LAS NEGLIGENCIAS DIARIAS (REPARACIÓN)

De Padre Eterno, yo te ofrezco el Sagrado Corazón de Jesús, con todo Su AMOR, todos Sus SUFRIMIENTOS y todos Sus MÉRITOS.

Primero: Para expiar todos los pecados que he cometido en este día, y durante toda mi vida. Gloria al Padre.

Segundo: Para purificar el bien que he hecho mal en este día, y durante toda mi vida. Gloria al Padre.

Tercero: Para suplir por el bien que debía haber hecho, y que he omitido en este día, y durante toda mi vida. Gloria al Padre.

*Una religiosa clarisa, recién muerta, se apareció a su abadesa o Madre Superiora, mientras que la abadesa rezaba por el alma de la fallecida. En ese momento, la difunta habló, diciendo: "Yo fui admitida directamente al Cielo porque, mediante esta oración que yo rezaba todas la noches, se pagaron todas mis deudas."

(Con esta oración NO SE INTENTA REEMPLAZAR la Confesión) Haced esfuerzos para que se conozca esta oración, y propagadla en todas partes.
Imprimatur
Rvdsmo. Jorge W Ahr Obispo de Trenton

ORACIÓN DE CONSAGRACIÓN AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Jesús, sabemos que eres misericordioso y que por nosotros has ofrecido tu Corazón: él esta coronado de espinas y por nuestros pecados.
Sabemos que nos pides constantemente que no nos perdamos.
Jesús, acuérdate de nosotros cuando estemos en pecado. Por medio de tu Corazón, haz que todos los hombres se amen, que desaparezca el odio entre los hombres. Manifiéstanos tu Amor.
Todos nosotros te amamos y deseamos que nos protejas con tu corazón de Pastor y nos libres de todo pecado.

Jesús entra en cada corazón; llama, llama a la puerta de nuestro corazón. Sé paciente y jamás desistas. Aún permanecemos cerrados porque no hemos comprendido tu Amor. Llama continuamente. Haz, oh buen Jesús, que te abramos nuestro corazón por lo menos en el momento en que nos acordamos de tu Pasión, sufrida por nosotros. Amén.

(dictada por la Virgen a Melena Vasilj el 28 noviembre 1983)

CONSAGRACIÓN DEL GÉNERO HUMANO AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Dulce Jesús, Redentor del género humano; míranos humildemente postrados ante tu presencia. Tuyos somos y tuyos queremos ser; y para que podamos unirnos hoy más íntimamente Contigo, cada uno de nosotros se consagra espontáneamente a tu Sagrado Corazón.
Es verdad que muchos jamás te conocieron; que muchos te abandonaron después de haber despreciado tus mandamientos. Ten misericordia de unos y otros, benigno Jesús, y atráelos a todos a tu Santísimo Corazón.
Reina, Señor, no sólo sobre los fieles que jamás se apartaron de Ti, sino también sobre los hijos pródigos que te abandonaron; haz que estos regresen prontamente a la casa paterna para que no perezcan de hambre y de miseria.
Reina sobre aquellos a quienes traen engañados las falsas doctrinas o se hallan divididos por la discordia, y vuélvelos al puerto de la verdad y a la unidad de la fe, para que en breve no haya sino un solo redil y un solo pastor.
Concede, Señor, a tu Iglesia segura y completa libertad; otorga la paz a las naciones y haz que del uno al otro polo de la tierra resuene esta sola voz: Alabado sea el Divino Corazón, por Quien nos vino la salud: a Él sea la gloria y honor por todos los siglos de los siglos. Amén.

ORACIÓN A JESÚS CRUCIFICADO

Mírame, oh mi amado y buen Jesús, postrado ante tu santísima presencia, te ruego con el mayor fervor que imprimas en mi corazón vivos sentimientos de Fe, Esperanza y Caridad; verdadero dolor de mis pecados y propósito firmísimo de enmendarme; mientras que yo, con todo el amor y la compasión de mi alma, voy considerando Tus Cinco Llagas; teniendo presente aquello que dijo de Ti el santo profeta David: "Han taladrado Mis manos y Mis pies, y se pueden contar todos Mis huesos".

CORAZÓN SANTÍSIMO DE JESÚS

Oh Corazón Santísimo de Jesús, fuente de todo bien, te amo, te adoro, te doy gracias y, arrepentido vivamente de mis pecados, te presento éste, mi pobre corazón: hazlo humilde, paciente, puro y totalmente sumiso a tu voluntad.
Concédeme, misericordioso Jesús, poder vivir para Ti y por Ti; protégeme en los peligros, confórtame en los sufrimientos, concédeme la santidad de cuerpo y alma, ayúdame en mis necesidades espirituales y materiales, tu bendición en todas mis obras y la gracias de una Santa muerte.
Sagrado Corazón de Jesús, confío y espero en Ti.

DULCE CORAZÓN DE MI JESÚS

Dulce Corazón de mi Jesús, haz que yo te ame siempre más, Dulce Corazón de María, sé la salvación del alma mía.

Volvemos a invitar

Si la oración ha despertado un mínimo interés, como medio único e indispensable, para establecer una relación con Dios, la Virgen María, Jesús y reestablecer una relación armónica con tu cuerpo y en las relaciones interiores de la sociedad, acepta la invitación de Jesucristo, pincha aquí encontrarás a un maravilloso grupo de oración hecho adrede para tí. Podrás, desde tu cuarto, unirte espiritualmente a muchos estupendos hermanos esparcidos por los cinco continentes, y tu vida cambiará.

Rellena el formulario y recibirás en tu casa, sin coste alguno, el folleto "Monasterio Invisible de Caridad y Fraternidad". Los datos enviados están tutelados por ley y son considerados reservados.

Te puede interesar