Community
 
Aggiungi lista preferiti Aggiungi lista nera Invia ad un amico
------------------
Crea
Profilo
Blog
Video
Sito
Foto
Amici
   
 
 

Nuestra 

Pagina

TU y YO     peruanita

La pagina sigue creciendo como el amor que cuenta...

Il Nostro

Sito

 

Nuestra Canción

¿Por qué esta pagina?

 Un poco de historia

Lima, julio de 2003

Palabras...Amor

Musica, Libros, Poemas y todo lo que nos gusta...

                                

Clases de italiano

Clases de español

Geografía

Links

 

Lee el libro de visitas

¡Escribenos!

 

La distancia entre tú y yo

Subo y bajo, lentamente al compás que me ha encantado desde mi niñez. En ese entonces lo hacía porque sentía que podía volar, ahora porque me parece de lo más relajante sentir el viento en mi cara mientras el columpio se balancea. La tarde se va poco a poco y el sol se apaga lentamente dejando un atardecer más rosa que rojo por la gran cantidad de nubes que invaden el espacio. Y yo lo único que puedo hacer es pensar en ti.

Desde hace dos años estás más cerca de lo que nadie estuvo nunca, y sin embargo también estás más lejos de lo que se podría imaginar. Los kilómetros que nos separan no valdría la pena contarlos, la sola idea de pensar en ellos asusta un poco. Es como ponerle nombre a un obstáculo que prefiero no aceptar. Supongo que basta con saber que estás del otro lado del mundo, y que hay un mar de por medio entre tú y yo.

Aún recuerdo la primera vez que te vi. Bajando de un avión después de casi 15 horas de viaje, con las huellas del cansancio en tu cara, pero sin perder esa sonrisa que te caracteriza. Tengo esa imagen presente en mi memoria como una cinta en cámara lenta que puedo repetir cada vez que la necesidad de tu presencia me pega en el alma. Es la que traigo a mi mente cuando alguien se propone recordarme el inmenso espacio que nos separa.

¿Sabes? Tenía muchas dudas antes de conocerte en persona. De cierta manera era como toda esa gente que ahora me crítica, no podía creer que algo como lo nuestro pudiera ser cierto. Era simplemente demasiado idílico y difícil al mismo tiempo. Eras una mujer, y estabas del otro lado del mundo... ¿cómo demonios me podía haber pasado algo así a mi? La niña perfecta, con su mundo controlado y sin ganas de amor. Que pensaba casarse y tener hijos y seguir siendo perfecta.

Estuve a punto de salir corriendo y dejar de lado esa nueva clase de sentimientos que estaban naciendo dentro de mi. Siempre hubo en mí una necesidad tremenda de hacer lo que parecía correcto. Y lo correcto no era que te gustara una desconocida de otro país, que te hacia sentirte inmensamente más llena que tu novio de toda la vida que estaba a tu lado. Sin embargo, la primera vez que te vi a los ojos, y sentí mi corazón contraerse de amor por ti, descubrí que lo correcto era lo que me hacia poner la sonrisa estúpida que aun despliego cuando te veo.

Y ahora mismo tengo una media sonrisa dibujada en el rostro mientras pienso en todas estas cosas que ocupan mi vida desde el día que te conocí. Sigo subiendo y bajando al ritmo de esa canción con la que mi mejor amigo me molesta cada vez que vamos juntos en su carro. "del otro lado del mundo, hay una mujer que es mi otra mitad, enciclopedia para aprender a ser feliz. Del otro lado del mundo, hay una mujer que es mi otra mitad, que puso fin a mi soledad, y me alegro el despertar cada día."

¿Estoy loca? Tal vez, pero en el fondo de mi corazón entiendo que el amor es lo que motiva mi vida. Y tu eres la más importante representación del amor. Me has movido a serlo todo cuando antes era sólo una persona. Le has dado un sentido misterioso a mi vida y me la has llenado de cosas hermosas y nuevos retos.

No eres perfecta, pero yo tampoco. Y definitivamente no tienes nada que ver con mis sueños de la infancia. Sin embargo eres capaz de ver dentro de mí lo que nunca nadie antes descubrió. La manera en que rebasaste mis barreras desde el primer día que te conocí es asombrosa. Tal vez eso fue lo que más me llamó la atención de ti. Esa incesante y repentina necesidad de contártelo todo.

Quisiera poder decir que todo es tan fácil como amar. Pero ambas sabemos que no es así. Que a veces la necesidad de cercanía es muy fuerte. Que cuando una de las dos tiene un día terriblemente malo la otra no puede saber y llamar para consolar. Pero ¿sabes? Cuando esas pequeñas cosas pasan y tengo frente a mí la opción de encontrar alguien que llene esos espacios me doy cuenta que en verdad no lo necesito tanto. Que no quiero otra cosa sino a ti. Y que en realidad estoy esperando con una sonrisa que todo se arregle y podamos estar juntas. De cierta manera en ello baso todas mis esperanzas y le doy fuerza y valor a mi amor. En esos planes que las dos poco a poco vamos creando.

Aunque la gente tampoco entienda eso. Ayer me sentí terriblemente mal cuando una amiga tuya me dijo que no te amaba lo suficiente porque no lo dejaba todo por ti. Me hizo sentir que tal vez era cierto. Sin embargo llegué a ti y te conté mi pena, y tú, que eres la única que realmente debe juzgar la calidad de mi amor, sólo tuviste apoyo y buenas maneras para mi. Me dijiste que tú sabes que te amo y no importa tardar un poquito más si las cosas son más pensadas. Que una manera de demostrarme tu amor es esperar a que acabe de desarrollar mis planes personales y acoplarlos a nuestra vida, en lugar de exigirme que rompa con mi vida y me vaya de inmediato. Y ¿sabes? En ese momento simplemente te amé muchísimo más y deseé que el tiempo pasara rápido para poder estar ya contigo.

Tal vez la gente piense que no estás presente en mi vida, pero hora, mientras sigo sintiendo la suave brisa cruzarme la cara, lo único que está en mi mente eres tú. Estás más presente que cualquier otra persona en el mundo. Y no me arrepiento ni un instante de pasar por esta prueba de estar lejos cuando el premio eres tú.

Ahora mismo un par de niños se ríen desde el fondo del parque al verme. Seguramente les llama la atención el que una joven de ventiún años se esté columpiando mientras le habla como loca a una grabadora. Pero fue una buena idea esto de hablar así. Al principio fue un poco raro pero ahora mismo me he acostumbrado. Y no sabes lo intenso que es estar un día en casa al volver del trabajo, con todas las luces apagadas y recostada en la cama escuchándote hablar. A veces le pongo atención a las palabras, otras simplemente me dejo llevar por la dulzura de tu voz y sueño contigo.

En fin cariño, creo que no tengo nada más que decirte, quizás pueda terminar diciéndote que no hay nada que extrañe en este mundo más que a ti. Y que cada noche al cerrar los ojos la última imagen es la tuya. Sólo me queda pedirte que cuides de ti por mi y que nunca te sientas sola, porque siempre hay algo de mi contigo.

                                                                                Anonima

 

vuelve a Un Poco de Historia

 

La Nostra Canzone

Perché questo sito?

 Un po' di storia

Lima, luglio 2003

Parole...Amore

Musica, Libri, Poesie e tutto quel lo che ci piace...

                                

Lezioni di italiano

Lezioni di spagnolo

Geografía

 

Leggi il libro

delle visite...

Scrivici!