italiano  español  

Giovanni Bosco

Teclas de Navegación

Sitio por visitar

 

San Juan Bosco 1815-1888


*N. del A: Todas las informaciones de San Juan Bosco han sido extraidas de "Vita di San Giovanni Bosco". Vol. l y ll. Autor G.B. Lemoyne, publicado en la editorial italiana SEI.
Para facilitar la lectura, el lenguaje original del siglo XlX ha sido revisado..

Nacido en Castelnuovo d`Asti el 16 de Agosto de 1815 y falleció en Turín el 31 de Enero de 1888. Don Bosco fue un cura Santo según el corazón de Dios. Desde niño se sintió llamado por el Señor a través de sueños divinos y a ser apóstol de la juventud. En este siglo, ya decaído el mito de Napoleón, será el tiempo del resurgimiento de revoluciones, de grandes desórdenes y de industrialización, donde la Iglesia es considerada una enemiga opresora.

Tiene sólo dos años cuando muere su padre y sobre su madre cae el peso del sustento. Ella luchará con todas sus fuerzas contra la carestía para mantener a la familia unida y transmitirá un sólida fe a su hijo. Fe a la voz interior que había oído: "No con golpes, sino con la mansedumbre y la caridad debes ganar a estos pequeños amigos. Instrúyeles sobre la fealdad del pecado y la preciosidad de las virtudes", el joven Juan Bosco empieza a instruir a los compañeros en la religión.

Las estratagemas como los cuentos de divertidas historias con trasfondo moral, espectáculos de destreza, juegos de predistigitación eran especialmente adaptados para atraer a los jóvenes junto a sí. Terminada la diversión, acostumbraba a decir: "Aun hay cosas hermosas por ver, pero antes recemos juntos una oración" y, tras la plegaria, hacía un pequeño comentario del Evangelio dominical. Los jóvenes quedaban fascinados, no sólo por su habilidad, sino por sus buenas maneras, por la pureza de ánimo y por su carisma.

A los 16 años comenzó a frecuentar la escuela del pueblo para completar la instrucción elemental y un curso de latín, sucesivamente continuó los estudios hasta clases de gimnasia. Poseía un gran talento y memoria prodigiosa. Explotó sus capacidades, superó en un año tres cursos para terminar este ciclo a la edad de 18 años con honores.

Dotado de buena voz, aprendió canto, violín y el órgano. Aprendió el oficio de sastre, carpintero y de herrero. Sabía recitar de memoria parte de los clásicos como Dante, Petrarca, Taso, Parini, Monti y clásicos latinos como Cicerón, Salustio, Quinto Curcio, Tito Livio, Cornelio Tácito, Ovidio, Virgilio y muchos más.

A los 25 años Juan Bosco entró en el seminario, en el convento de Chieri y permanecerá séis años. Los compañeros, conociendo su erudicción, se hacían repetir las lecciones hasta convertirse en su amigo, consejero, siervo, enfermero. En el seminario lo llaman el "Padre" por su santidad de vida. En Junio de 1841 fue ordenado Sacerdote.

Terminados los estudios salió del Seminario para entrar en el Internado Eclesiástico ubicado junto a la Iglesia de San Francisco en Turín, para estudiar moral práctica, predicación, francés, español y algo de inglés. En este lugar permanecerá dos años. En este periodo inicia, con un sencillo catecismo, la obra de los Oratorios, que con el tiempo prosperó más allá de toda rosada expectativa.

Ultimada la preparación al Sacerdocio, cultiva en la intimidad el proyecto de entrar en la vida religiosa. Lo bloquea las palabras de su Director Espiritual Don Caffasso: "Mi querido Don Bosco, abandona toda idea de vocación religiosa...continua tu obra en favor de los jóvenes. Ésta, y no otra, es la voluntad de Dios". Don Caffasso, iluminado por Dios, conoce la misión que el Señor le reserva a Don Bosco, llamado a convertirse en el apóstol de la juventud.

Enviado a Valdocco, a la Pîa Obra del Refugio, desplazó a esta sede el Oratorio. Pasan dos meses y al Santo le conceden dos habitaciones y una pequeña Capilla junto al Hospital, que él dedicará a San Francisco de Sales: ésta fue la primera Iglesia del Oratorio.

La actividad de Don Bosco es incansable: predica, confiesa, publica folletos en defensa de la religión, entre ellos: "Corona de los siete dolores de María", "el devoto ángel Custodio", "Signos históricos sobre la vida de Luigi Comollo", su gran amigo, luego elevado al honor de los altares; al final, un compendio de "Historia Eclesiástica y de Historia Sagrada".

En 1845, muchos soldados austriacos militan bajo la bandera del Piamonte y para poderlos asistir en los hospitales y confesarles, aprende rápidamente el alemán. Frecuenta las cárceles y allí obra muchas conversiones que obtiene con muchas oraciones y sacrificios personales. Llega la inesperada noticia del cierre del Oratorio, puesto que los locales sirven para dar alojamiento a los sacerdotes.

La Virgen María alivia la angustia de Don Bosco y mediante una visión lo guía a una nueva sede temporal: pide y obtiene la utilización de la Capilla de los Molini para dar catecismo a los chicos. En el mismo año prepara y publica "Historia Eclesiástica", que es un testimonio de la fe para la salvación de las almas y de su amor por el Papado.

Llega todavía un desahucio y la Virgen María, a través de una visión, lo conduce a la búsqueda de una nueva sede. Así alquila tres habitaciones y los inicia en la catequesis, forma escuelas nocturnas para sus 200 jóvenes, pero aun no hay paz. Por un presunto disturbio causado por los otros inquilinos del inmueble, es expulsado.

No encuentra otras casas, así alquila un prado y allí reune a los jóvenes que, mientras tanto, crecieron hasta los 400, confiesa, reza el rosario, abastece pequeños desayunos y meriendas, les inicia en cantos religiosos, los lleva a Misa en distintas parroquias. Esta reunión atrae la atención de la Jefatura de Policia que empezó a vigilar a Don Bosco, luego con la intervención de las autoridades públicas, se le desahucia nuevamente, pero a pesar de ello la meta definitiva se acerca.

Como previsto por una ulterior visión, le fue ofrecido un cuchitril de una única planta, un cobertizo y un pedazo de tierra, todo en estado pésimo, pero igualmente lo aceptó. Aquí se trasladó en el mes de Abril, en la solemnidad de Pascua. Enseguida construyó una capilla donde, entre otras, impartía clases de catecismo.

En esta nueva localidad la salud de Don Bosco, ya frágil, se agrava y los médicos le aconsejan tomarse una temporada de reposo absoluto, pero él encuentra tiempo de escribir y publicar "El Enólogo italiano", el "Sistema Métrico Decimal" y "Los Siete Domingos y la novena a San Luís Gonzaga". Reemprende la actividad tras un par de meses pero, en el mes de Julio, enferma de bronquitis con grave inflamación y en breve tiempo se encuentra en el final de su vida.

Los remedios humanos no dejan ninguna esperanza, entonces sus jóvenes recurren a los celestiales. Divididos en equipos se turnan desde la mañana a la noche en el Santuario de la Consolata, a rogar a la Virgen para que conserve con vida a su padre y amigo. Otros velaban en oración toda la noche. Tanta movilización obtiene del Cielo la gracia de la curación.

Tras el periodo de convalecencia vuelve en el mes de Noviembre de 1846 al Oratorio junto a su madre Margarita, con ella se establece en la casa confiada en Valdocco. En la extrema pobreza organiza catequesis y escuelas nocturnas para los chicos. Enseña música y canto coral. El municipio de Turín, está tan sorprendido que, otorga un premio a Don Bosco por la promoción de la música.

En 1847, instituye la "Compañía de San Luís". Los jóvenes que deseen adherirse deben observar los deberes del buen cristiano y acercarse con frecuencia a los Santos Sacramentos. Para combatir la herejía, el Santo escribe "El joven proporcionado" para promover el fundamento de la religión y conservar la fe. En su dormitorio, un estruendo continuo no le dejaba dormir: el fenómeno fue eliminado cuando el santo derrumbó el muro del desván y descubrió un cuadro de la Santísima Virgen.

En el mismo año, en Abril, ofrece a los jóvenes huérfanos, privados de todo, un henil para comer y dormir. De este primer dormitorio se desarrollará una obra que dará asistencia a más de mil personas. Don Bosco, junto a su madre, reparte comidas, realiza arreglos domésticos, corta leña, pela patatas y cocina.

Sufre un atentado: un delincuente le dispara para matarlo, pero el proyectil pasa entre el brazo izquierdo y las costillas: lo dejan ileso. Siguen otros atentados de sus enemigos que quieren eliminarlo, por envenenamiento, puñaladas, agresiones, pero sale ileso.

Al año siguiente estallan violentas sublevaciones políticas. Pío lX huye de Roma y se refugia en Gaeta. Don Bosco, para refutar los errores de los enemigos, publica la segunda edición de la "Historia Eclesiástica". El Seminario de Turín se clausura y Don Bosco hospeda a algunos sacerdotes en su Oratorio. En 1849, para rebatir a quienes vilipendian a la religión, publica el periódico religioso "El amigo de la juventud". En estos tiempos difíciles muchos sacerdotes se acercan a él para recibir lecciones de Teología Moral y prepararse al examen de la confesión.

Entre 1848 y 1849 todos los seminarios fueron cerrados por la guerra y los seminaristas encontraron hospitalidad en el Oratorio de Valdocco; único seminario que permanece abierto en Piamonte durante 20 años. Todos los gastos corren a cargo de Don Bosco. En le mismo año funda la obra "óbolo de San Pedro", para aliviar la pobreza de Pío lX exiliado en Gaeta.

En 1850 funda la "Sociedad de mutuo socorro", en la que los socios pagan cada Domingo un sueldo y en caso de enfermedad reciben 50 céntimos al día hasta el restablecimiento de su salud. Al año siguiente, confiando en la Divina Misericordia, comienza a erigir una iglesia y para obtener la ayuda materna de la Virgen María, se acerca al Santuario de la Virgen de Oropa.

En 1852 explota el polvorín pero la iglesia que él está construyendo, aun cerca del tremendo estallido, no sufrió daños. La Virgen protegió esta importante obra, que será terminada y bendecida dos meses después. Terminada esta actividad, comienza los trabajos para ampliar el Internado. Casi terminada la tarea, una parte del muro y una gruesa columna se derrumban.
Comenta Don Bosco: "El diablo no quiere que amplie el instituto y recoja a nuevos jóvenes, pero nosotros lo haremos para su fastidio". A pesar de las dificultades llega a terminar los trabajos al año siguiente.

Passa un anno ed inizia una campagna contro la propaganda protestante con le "letture Pasa un año e inicia una campaña contra la propaganda protestante con las "lecturas católicas" que serán reeditadas y reemprimidas en 1882, bajo el nombre "El católico en el siglo". En el Internado abre una escuela en la que él era el Maestro de los zapateros, sastres, encuadernadores y en los años siguientes, además de carpinteros tipógrafos y sombrereros.

En 1854 llega a Turín una epidemia de cólera. Don Bosco se compromete junto a sus jóvenes a asister a los infectados hasta en los lazaretos. A pesar de los muchos muertos, él y sus colaboradores quedaron inmunes del contagio.

Mientras el gobierno prepara una ley para confiscar los bienes de la Iglesia, Don Bosco tuvo un sueño premonitorio que anuncia grandes funerales en la Corte y, a través de un escrito, advierte al Rey. Su Majestad, mal aconsejado, elude estos consejos y pierde a la Reina Maria Teresa, a su mujer María Adelaida, al Príncipe Fernando de Saboya y al hijo Victor Manuel, pero, a pesar de los lutos, aprueba la ley. En el mismo año propone a sus ayudantes hacer voto de caridad y les pone el nombrede "Salesianos".

En 1885 Don Bosco publica "Historia de Italia contada a la juventud", que enseguida alcanzará las 31 ediciones. El texto es, de tal modo eficaz, que el Ministro de Instrucción Pública lo adopta como libro de texto en las escuelas públicas. Amplía el Oratorio y, en estos nuevos locales, da inicio a las tres primeras clases de gimnasia para los jóvenes dei Internado y para los externos. De inmediato abre también una escuela elemental católica diurna.

En 1858, Pío lX lo exhorta a fundar la "Sociedad Pía" con el objetivo de llevar adelante su preciosísima obra, les concede también la indulgencia plenaria para alcanzar sólo en el momento en la que el alma se separe del cuerpo.

En 1859-60 en el Oratorio completa las cinco clases gimnásticas. Don Bosco, en el 18 aniversario de la fundación de los Oratorios, invita a sus colaboradores a inscribirse en la "Sociedad Pía", a la que llama "San Francisco de Sales". La asamblea ruega a Don Bosco aceptar el cargo de "Superior Mayor".

Es sospechoso de conspiración política. Un sueño le advierte de una inminente persecución, así el Santo lleva sus escritos donde pueda generar la menor sospecha posible. La persecución se llevó a cabo, pero nada comprometedor fue probado.

En 1862, 22 nuevos miembros de la "Sociedad Pía" hicieron un voto de pobreza, caridad y obediencia, mientras el Oratorio dispone de una Iglesia, cinco clases de gimnasia, la escuela de zapatero, encuadernador, herrero tipógrafo y de música vocal e instrumental. Mantiene las escuelas abiertas el Domingo hasta la noche. Los alumnos del internado son alrederor de 600.

En 1863, Don Bosco escribe a Pío lX para prepararse a hacer el sacrificio de Roma, porque quedará presa de la revolución. Abre el Instituto en Mirabello Monferrato, llamado "Pequeño Seminario de San Carlos". Antes de escoger al personal se acerca al Santuario de Oropa para recibir iluminación de la Virgen María.

En 1864, Bosco tiene una salud enfermiza, sangra por la boca y logra con dificultad digerir el poco alimento diario, pero aun está alegre y no cesa de trabajar solícitamente. Gestiona dos institutos educativos, uno con 700 alumnos. En Octubre abre un tercero en Lanzo Torinese llamado "Colegio de San Felipe Neri".

En 1865 pone la primera piedra para construir un nuevo Santuario para dedicarlo a María Auxiliadora de los cristianos", en Turín. Luego empieza un viaje a Milán, Brescia, Padua, Venecia, Florencia, donde es acogido solemnemente.

En 1886 se presenta la epidemia de la peste. Terminada la guerra con Austria, comienza una tremenda persecución contra los obispos. Don Bosco es llamado por Pío lX para resolver los asuntos entre el Estado y la Iglesia. La Virgen no deja de multiplicar las curaciones obradas mediante Don Bosco, para que el Santo obtenga el dinero que le permita la construcción del Santuario.

Se llega a Roma en 1867 y es acogido como un príncipe por las adineradas familias romanas. Narra Pietro Angelini: De la mañana a la noche es asediado por una cantidad de personas de toda clase, sexo y condición, que desean verle y hablarle, por lo que nunca tiene hora fija para comer, dormir o descansar. La fama de su santidad es conocida por todas las casas. Su salud empieza a sufrir ... creo que le falta adoptar algún tipo de disposición para no caer enfermo.

Durante la audiencia Pío lX le exhorta a escribir minuciosamente cualquier hecho sobrenatural que guarde relación con la Obra de los Oratorios. Requiere su ayuda para arreglar el conflicto entre el Estado relativo a la grave situación de los Obispos en Italia: le hace redactar una lista de candidatos para el cargo de Obispo y le invita a abrir una Casa Salesiana en Roma.

Don Bosco advierte muchas veces al Papa de las conjuras secretas de la masonería que traman contra él en la misma Roma. Le hace ver que algunos conspiradores están excavando una galería, para colocar una bomba bajo el Colegio Romano ... de momento no le creen, pero tras una exhaustiva investigación se encuentra realmente el subterráneo.

En 1868, Don Bosco publica una voluminosa obra titulada "El católico proporcionado". En Junio ultima y consagra el templo dedicado a "María Auxiliadora": una maravillosa Iglesia construida en tan solo 3 años. Fue un verdadero milagro por su extrema pobreza.

Al año siguiente el Santo Padre aprueba la "Sociedad Pía". No se detiene la obra literaria de Don Bosco: publica y difunde en toda Italia los volúmenes "Biblioteca de la Juventud Italiana" que tiene el objetivo de divulgar el conocimiento de los clásicos italianos antiguos y modernos. Para difundir la devoción a la Bienaventurada Virgen María, funda un Santuario en Valdocco: "La Asociación de los devotos de María Auxiliadora".

Vuelve a Roma mientras se inagura el Concílio Ecuménico Vaticano en 1870. Don Bosco confirma al Pontífice que ha llegado el momento querido por el Señor para declarar el dogma de fe sobre la "Infalibilidad Pontificia.

Como predijo Don Bosco con mucha anticipación, Roma es conquistada, y mientras todos, en la Corte Pontificia, aconsejan al Papa abandoonar la ciudad y buscar refugio en otra ciudad, Pío lX pide consejo a Don Bosco y éste le responde: "El centinella, el Ángel de Israel se queda en su sitio y está de guardia en la roca de Dios y en el arca santa".

En 1872, funda "Las Hijas de María Auxiliadora", la rama femenina de los Salesianos, con el objetivo de instruir a las niñas. En este año, y al siguiente, vuelve a Roma para negociar entre el Reino de Italia y la Iglesia, tras la intervención de Bismark que, en nombre del emperador de Prusia, había intervenido para suspenderlas.

Tras varias vicisitudes la "Sociedad Pía de San Francisco de Sales" y sus constituciones son aprobadas definitivamente en 1874. Al final de año la Obra se extiende con más de 59 fundaciones Salesianas en Italia, Asia, África y América.

En 1876 los chicos del Oratorio superan los 800. Se abren nuevas casa en Francia y América. Don Bosco funda: "La Obra de María Auxiliadora" una institución útil para los adultos que desean abrazar el estado eclesiástico; la "Pía Unión de Cooperadores y Cooperadoras Salesianas", y el "Instituto de las Hijas de María Auxiliadora", que se expande rápidamente y en 5 años cuenta con 200 hermanas y 12 casas en Italia y Francia.

En 1878 pone la primera piedra, en lengua corsa, el rey Victor Manuel en Turín, para construir un espléndido templo dedicado a "San Juan Evangelista".

En 1880, León Xlll confía a Don Bosco la construcción de un templo en Roma, para dedicarlo al "Sagrado Corazón de Jesús", pero le advierte que no tiene dinero. Responde Don Bosco: "No pido dinero sino sólo su bendición ... edificaré, junto a la iglesia, un Oratorio festivo con un gran Asilo, donde a la vez puedan ser acogidos en internado y dirigidos a las escuelas y a las artes y oficios muchos pobres jóvenes". No sólo acepta construir la Iglesia en Roma, sino que acepta construir otra en La Spezia dedicada a "San Pablo", un Asilo en Marsella, una Casa del Noviciado en Nizza Monferrato. Naturalmente todos los gastos de construcción corren por su cuenta.

En 1882 se llega a Francia. Narra Don Roncail: "Es imposible descubrir el entusiasmo que suscita su presencia. De la mañana a la noche es un acudir de personas que quieren verle". Los mismos periodistas franceses escriben: "Don Bosco es el taumaturgo del siglo XlX. París está atónita por la conmoción...es la atracción irresistible que agita a la muchedumbre...las iglesias son muy estrechas para contener a los fieles que quieren escuchar la Misa de Don Bosco. El entusiasmo que despierta Don Bosco en París, se encuentra en la vida de pocos Santos". En ese año llega a terminar la Iglesia "San Juan Evangelista" en Turín.

En 1884, comienza a escribir el libro "Memorias" para terminarlo dos años después. En sus numerosos viajes se acerca, sobretodo, a Francia, para recoger fondos para el Oratorio: por todas partes se agradece a la Virgen María, las gracias recibidas.
Vuelve la epidemia del cólera y Don Bosco, junto a los Salesianos, abre sus casas para acoger y curar a los enfermos. Escriben los periodistas de la época: "El pueblo pronuncia el nombre de Don Bosco con veneración y besa el borde de sus vestidos".

En 1886 llega a España y es este país es acogido con entusiasmo. Allí obra grandes prodigios. Al año siguiente, en Roma, consagra la Iglesia dedicada al "Sagrado Corazón de Jesús" que ya ha terminado.

Muere en 1888 enfermo y exhausto tras haber gastado todas sus energias.


Número de accesos: Visitas  
San Juan Bosco - Todos los derechos reservados