italiano  español  

San Juan Bosco

Teclas de Navegación

Sitio por visitar

 

Plegarias a San Juan Bosco


Extraidas de "Plegarias en la memoria de San Juan Bosco".

La vida de San Juan Bosco era una plegaria constante. Decía Don Bosco: "Orar quiere decir levantar el corazón a Dios y entretenerse con Él, por medio de los santos pensamientos y devotos afectos. Por eso, cada pensamiento y cada mirada a Él es oración cuando está unido a un sentimiento de piedad".
  • Quien piensa en el Señor y en sus infinitas perfecciones, y en este pensamiento experimenta un afecto de alegría, de veneración, de amor, de amor, de admiración,ora.

  • Quien considera los grandes beneficios recibidos del Creador y lo reconoce, ora.
  • El que en los peligros de su inocencia y de la virtud, consciente de su propia debilidad suplica al Señor ayuda, ora.

  • Quien en la contricción del corazón se dirige a Dios y recuerda que ha ultrajado al Padre, ofendido al Juez y ha perdido el más grande de los bienes, pide perdón y propone enmendarse, ora.
La plegaria es una compañera inseparable de la vida cristiana, porque la vida cristiana es esencialmente una vida espiritual: es el primer alimento del Espíritu, como el pan lo es del cuerpo.

He aquí como debería ser hecha la plegaria según Don Bosco:
  1. Quien ora no debe tener conciencia de pecado mortal.
  2. Debe orar inspirado por la fe, porque sin ella es imposible rezar bien.
  3. Rezar con mucha humildad.
  4. Orar, en primer lugar, por las cosas espirituales: como el perdón de los pecados, la luz para conocer la voluntad divina y nuestros errores, la perseverancia en las virtudes. Después, por los bienes temporales, la curación, los medios que necesitamos para vivir.
  5. Orar en nombre de Jesús para obtener de Dios, por los méritos de nuestro Divino Salvador.
  6. Orar con la convicción de ser escuchado.
  7. Il El Señor oye, de modo especial, la oración hecha en el momento de la Elevación de las Especies Sacramentales. Id con frecuencia a visitar al Señor y el demonio no os vencerá.
En la oración diaria hacía repetir tres veces la jaculatoria: Querida Madre, Virgen María, haced que se salve mi alma, seguida de un Avemaria.


PARA OBTENER GRACIAS

Oh glorioso santo,tú que ves los males que nos afligen y oprimen, el incierto hoy y el más incierto mañana, y el dolor que se ha converido en el inseparable compañero de nuestra existencia, muévete a piedad de nuestra pobre condición. También tú sufriste el malestar, la miseria, el abandono, la calumnia, la persecución y fue la experiencia del dolor la que te consoló y la ayuda de cuantos acudieron a tí. Ya que estás en el Cielo, junto a la Fuente Eterna de Caridad, Tú que sientes una compasión viva por nuestras desdichas, recurro a tí confiado para obtener la gracia ...(explicarla).

Oh glorioso santo, a tí nada te niega el Señor porque trabajaste mucho en la tierra para su honor y gloria: intercede por mí, consígueme la gracia implorada si es útil para mi alma, y obtenedme la conformidad del divino querer y la perseverancia en el bien. Que también yo pueda llegar un día a alabar y a agradecer, junto a tí, al Señor en el Paraiso. Así sea.

Padrenuestro, Avemaria y Gloria.


ORACIÓN A MARÍA AUXILIADORA

(Compuesta por Juan Bosco-Indulgencia de 3 años. Indulgencia plenaria en las condiciones acostumbradas. Rezarla cada día durante un mes entero.)

Oh María Virgen poderosa
tú, gran e ilustre defensora de la Iglesia
tú, ayuda admirable de los cristianos
tú, terrible como ejército en orden de batalla
tú, que sola destruiste las herejías del mundo
tú, en las angustias y en las luchas,
en las necesidades defiéndenos del enemigo
y en la hora de nuestra muerte, acógenos en el Paraiso.
Amén

PRIMER DÍA

Glorioso San Juan Bosco, por el amor que tuviste a Jesús Sacramentado y con el celo con que propagaste el culto con la asistencia a la Santa Misa, con la Comunión frecuente y con la visita diaria, obtennos siempre ser fieles al amor y a la práctica de tan santas devociones, y de terminar nuestros dias confortados con la Santa Eucaristía.

Gloria al Padre... Amén.
V - Ruega por nosotros oh San Juan Bosco.
R - Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

Oh Dios, que has suscitado a San Juan Bosco, tu confesor, como Padre y Maestro de la juventud, y has querido que por su obra, con la ayuda de la Virgen María, florecieran en la Iglesia, concédenos, Te rogamos, que inflamados por la misma caridad sepamos buscar a las almas y servirte sólo a Tí. Así sea.

SEGUNDO DÍA
Glorioso San Juan Bosco, por el amor que tuviste a María Auxiliadora, tu tierna Madre y Maestra, obtennos verdadera y constante devocióan a Ella, para que podamos merecer su valiosísimo patrocinio en la vida y en la muerte.

Gloria al Padre... Amén.
V - Ruega por nosotros San Juan Bosco.
R - Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

Oh Dios que suscitaste a San Juan Bosco, tu confesor, como Padre y Maestro de la juventud, y has querido que, por obra suya,con la ayuda de la Virgen María, florecieran en la Iglesia nuevas familias religiosas. Te rogamos que nos inflames de la misma caridad, para que sepamos buscar a las almas y Te sirvamos sólo a Tí. Así sea.

TERCER DÍA
Glorioso San Juan Bosco, por el amor filial que tuviste a la Iglesia y al Papa, a los que defendiste con constancia, obtennos ser siempres dignos hijos suyos en el amor y en la obediencia.

Gloria al Padre... Amén
come era nel principio e ora e sempre, nei secoli dei secoli. Amen.
V - Ruega por nosotros oh San Juan Bosco.
R - Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

Oh Dios que has suscitado a San Juan Bosco, tu confesor, como Padre y Maestro de la juventud, y has querido que, por obra suya, con la ayuda de la Virgen María, florecieran en la Iglesia nuevas familias religiosas. Te rogamos nos concedas inflamadnos de la misma caridad y que sepamos buscar a las almas y servirte sólo a Tí. Así sea.

CUARTO DÍA
Glorioso San Juan Bosco, por el gran amor con que amaste a la juventud, de la cual eres Padre y Maestro, y por los heróicos sacrificios que sufriste para tu salvación, haz que también nosotros le amemos con amor santo y generoso.

Gloria al Padre... Amén
V - Ruega por nosotros, oh San Juan Bosco.
R - Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

Oh Dios que has suscitado a San Juan Bosco, tu confesor, como Padre y Maestro de la juventud, y has querido que, por obra suya, con la ayuda de la Virgen María, florecieran en la Iglesia nuevas familias religiosas, concedenos, Te rogamos, que inflamados por la misma caridad, sepamos buscar a las almas y servirte sólo a Tí. Así sea.

QUINTO DÍA
Glorioso San Juan Bosco, que fundaste la Sociedad Salesiana y el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, herencia de tu apostolado, obten que los miembros de estas dos Familias Religiosas estén siempre colmados de tu espíritu y sean fieles imitadores de tus heróicas virtudes.

Gloria al Padre... Amén.
V - Ruega por nosotros oh San Juan Bosco.
R - Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

Oh Dios que has suscitado a San Juan Bosco, tu confesor, como Padre y Maestro de la juventud, y has querido que, por obra suya, con la ayuda de la Virgen María, florecieran en la Iglesia nuevas familias religiosas. Concedenos, Te rogamos, que inflamados por la misma caridad sepamos buscar a las almas y servirte sólo a Tí. Así sea.

SEXTO DÍA
Glorioso San jJuan Bosco, que para obtener más abundantes frutos de fe laboriosa y de ardiente caridad, instituiste la Pîa Unión de Salesianos Cooperadores, haz que sean modelos de virtudes cristianas y apoya sus obras.

Gloria al Padre... Amén.
V - Ruega por nosotros oh San Juan Bosco.
R - Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

Oh Dios que has suscitado a San Juan Bosco, tu confesor, como Padre y Maestro de la Juventud, y has querido que, por obra suya, con la ayuda de la Virgen María, florecieran en la Iglesia nuevas familias religiosas. Concédenos Te rogamos, que inflamados por la misma caridad sepamos buscar a las almas y servirte sólo a Tí. Así sea.

NOVENO DÍA
Glorioso San Juan Bosco, que siempre fuiste tan compasivo en las desventuras humanas, míranos a nosotros tan necesitados de tu ayuda. Haz descender sobre nosotros, y sobre nuestras familias, las bendiciones de María Auxiliadora, y obtennos todas las gracias espirituales y materiales que nos son necesarias en la vida y en la muerte.

Gloria al Padre... Amén.
V - Ruega por nosotros oh San Juan Bosco.
R - para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

Oh Dios que has suscitado a San Juan Bosco, tu confesor, como Padre y maestro de la juventud y has querido que,por obra suya, con ayuda de la Virgen María, florecieran en la Iglesia nuevas familias religiosas. Concédenos Te rogamos, que inflamados por la misma caridad, sepamos buscar a las almas y servirte sólo a Tí. Así sea.


Renovemos la invitación

Si sientes en el corazón la invitación, o simplemente quieres rezar desde tu habitación, pincha aquí y encontrarás un maravilloso grupo de oración. Podrás así unirte espiritualmente a tantos hermanos esparcidos por todos los continentes y tu vida cambiará.

Si deseas recibir el folleto de oración rellena el formulario y lo recibirás en tu dirección postal, sin gastos ni obligaciones de ningún tipoo, mas que el de la oración.

Número de accesos: Visitas  
San Juan Bosco - Todos los derechos reservados