Apariciones

#

Fatima

Fatima es una aldea que se encutra al centro de Portugal, a cerca 125 km al Norte de Lisboa. El 13 de mayo de 1917 Maria Santisima aparece presentándose como Virgen del Santo Rosario y como Corazón Inmaculado de Maria a tres jovenes: Lucia dos Santos, Francesco y Jacinta Marto, respectivamente de diez, nueve y siete años.

Apariciones a Fatima

Sus familias, entregadas al trabajo de los campos, son humildes pero no miserables. La Virgen aparece en conjunto seis veces hasta octubre y siempre en la misma fecha: el 13 de cada mes. Antes de estas apariciones, los chicos ya habian recibido apariciones preparatorias por parte de un Ángel. Ellos verán despues, además de la Virgen, también otras presencias celestes y una visión del infierno. Los videntes reciben de Maria Santisima mensajes y "secretos" de importancia mundial. La Virgen pide oraciones y penitencia por la conversión de los pecadores y en particular por Rusia. Su mensaje fue de gran actualidad y estrechamente conexo a los acontecimientos históricos y políticos del tiempo y a sus profecías, uno a uno, se realizó.
Estas apariciones han dado impulso a un gran movimiento espiritual por parte de masas de fieles cada vez más numerosas. Un gran impresion suscita el estrepitoso milagro del eclipse solar, vista el 13 de octubre de muchas personas. Después de un profundo examen por parte del obispo J. Correia de Silva, el 13 de octubre de 1930 las apariciones de Fatima son reconocidas como auténtico fenómeno sobrenatural.

En el curso de los años siguientes a las apariciones, han sido construidos una basílica y algunos conventos. Fatima se ha vuelto uno de los más famosos e importantes santuarios del mundo. Sor Lucia del Corazón Inmaculado de Maria escribió Los Recuerdos, entre. el 1935 y el1941, que unidos a los voluminosos protocolos de las investigaciones eclesiásticas y los interrogatorios a los pequeños videntes forman un testimonio voluminoso y detallado de los acontecimientos. En 1991 se calcula que estuvieran presentes a Fatima acerca de dos millones de peregrinos.

Apariciones preliminares antes de 1917

Lucia nacio el 30 de marzo de 1907, es la más pequeña de los siete hijos de Maria Rosa y Antonio. En el año de 1916 Lucia, ayudada por tres amigas, llevaba el rebaño de la familia sobre el Monte Cabaco en la propiedad que se llama Chousa Velha. Como la misma Lucia escribe: "Pasamos el día allí, a pesar que la lluvia había pasado y el sol brillaba en el cielo azul. Comimos nuestros almuerzos y comenzamos a rezar el rosario. Después de eso comenzamos a jugar un juego con guijarros. Pasaron tan solo unos segundos cuando un fuerte viento comenzó a mover los árboles y miramos hacia arriba para ver lo que estaba pasando, ya que era un día tan calmado. Luego comenzamos a ver, a distancia, sobre los árboles que se extendían hacia el este, una luz más blanca que la nieve con la forma de un joven, algo transparente, tan brillante como un cristal en los rallos del sol. Al acercarse pudimos ver sus rasgos. Nos quedamos asombrados y absorbidos y no nos dijimos nada el uno al otro. Luego él dijo: No tengan miedo. Soy el ángel de la paz. Oren conmigo". Él se arrodilló, doblando su rostro hasta el suelo. Con un impulso sobrenatural hicimos lo mismo, repitiendo las palabras que le oímos decir: "Mi Dios, yo creo en ti, yo te adoro, yo te espero y yo te amo. Te pido perdón por los que no creen, no te adoran, no te esperan y no te aman". Después de repetir esta oración tres veces el ángel se incorporó y nos dijo: Oren de esta forma. Los corazones de Jesús y María están listos para escucharlos.
Paso bastante tiempo y en un dia de verano de 1916 los tres primos estaban jugando en el calor del día en el jardín cerca del pozo detrás de la casa de los Santos en Aljustrel. De repente vimos al mismo ángel cerca de nosotros. ¿Que están haciendo? Ustedes deben rezar!. Rezar!. Los corazones de Jesús y María tienen designios Misericordiosos para ustedes. Deben ofrecer sus oraciones y sacrificios a Dios, el Altísimo.

Paso todavia mas tiempo y nos fuimos a llevar el rebano en una propiedad de mis padres situada en Valinhos. Es un olivar llamado Pregueira [...]. Apenas llegamos nos metimos de rodillas con la cara hacia el suelo y empezamos a repetir el rezo del ángel [...] Levantamos nuestras cabezas para ver que pasaba. El ángel tenía en su mano izquierda un cáliz y sobre él, en el aire, estaba una hostia de donde caían gotas de sangre en el cáliz. El ángel deja el cáliz en el aire, se arrodilla cerca de nosotros y nos pide que repitamos tres veces: "Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente, y te ofrezco el precioso cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de Jesucristo, presente en todos los tabernáculos del mundo, en reparación de los sufragios, sacrilegios e indiferencia por medio de las cuales Él es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Sagrado Corazón y por el Inmaculado Corazón de María, pido humildemente por la conversión de los pobres pecadores. Después se levantó, tomó en sus manos el cáliz y la hostia. La hostia me la dio a mí y el contenido del cáliz se los dio a Jacinta y a Francisco, diciendo al mismo tiempo, Tomen y beban el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo terriblemente agraviado por la ingratitud de los hombres. Ofrezcan reparación por ellos y consuelen a Dios. Una vez más él se inclinó al suelo repitiendo con nosotros la misma oración tres veces: O Santísima Trinidad ... etc. y desapareció".

Primera aparicion

(13 mayo)

Despues de la Santa Misa l levando a su rebaño fuera de Aljustrel en la mañana del 13 de mayo, la fiesta de Nuestra Señora del Santísimo Sacramento, los tres niños pasaron Fátima, donde se encontraban la parroquia y el cementerio, y procedieron más o menos un kilómetro hacia el norte a las pendientes de Cova. Aquí dejaron que sus ovejas pastorearan mientras ellos jugaban en la pradera que llevaba uno que otro árbol de roble. Después de haber tomado su almuerzo alrededor del mediodía decidieron rezar el rosario, aunque de una manera un poco truncada, diciendo sólo las primeras palabras de cada oración. Al instante, ellos fueron sobresaltados por lo que después describieron como un "rayo en medio de un cielo azul". Pensando que una tormenta se acercaba se debatían si debían tomar las ovejas e irse a casa. Preparándose para hacerlo fueron nuevamente sorprendidos por una luz extraña.
Hacia las 12 del dia, comenzamos a ir cuesta abajo llevando a las ovejas hacia el camino. Cuando estabamos en la mitad de la cuesta, cerca de un árbol de roble (el gran árbol que hoy en día está rodeado de una reja de hierro), vimos otro rayo, y después de da unos cuantos pasos más vimos en un árbol de roble (uno más pequeño más abajo en la colina) a una señora vestida de blanco, que brillaba más fuerte que el sol, irradiando unos rallos de luz clara e intensa, como una copa de cristal llena de pura agua cuando el sol radiante pasa por ella. Nos detuvimos asombrados por la aparición. Estabamos tan cerca que quedamos en la luz que la rodeaba, o que ella irradiaba, casi a un metro y medio.
Por favor no teman, no les voy a hacer daño. Lucía respondió por parte de los tres, como lo hizo durante todas las apariciones. ¿De dónde eres?, Yo vengo del cielo. Lucía no tenía miedo. La presencia de la Señora le producía solo felicidad y un gozo confiado. "¿Que quieres de mi?" Quiero que regreses aquí los días trece de cada mes por los próximos seis meses a la misma hora. Luego te diré quien soy y qué es lo que más deseo. Y volveré aquí una séptima vez.
"¿Y yo iré al cielo?" Sí, tu irás al cielo." ¿Y Jacinta?" Ella también irá " ¿Y Francisco?" El también, amor mío, pero primero debe decir muchos Rosarios La Señora miró a Francisco con compasión por unos minutos, matizado con una pequeña tristeza. Lucía después se recordó de algunos amigos que habían fallecido. "¿Y María Neves está en el cielo? (Maria tenia 16 años)Si, ella esta en el cielo "¿y Amelia?" (Tenia 18 o 20 años no recuerdo bien) Ella esperara en el purgatorio el fin del mundo.
Se ofrecerán a Dios y tomarán todos los sufrimientos que El les envíe? ¿En reparación por todos los pecados que Le ofenden y por la conversión de los pecadores? "Oh Sí, lo haremos" Tendrán que sufrir mucho, pero la gracia de Dios estará con ustedes y los fortalecerá. Lucía relata que mientras la Señora pronunciaba estas palabras, abría sus manos, y fuimos bañados por una luz celestial que parecía venir directamente de sus manos. La realidad de esta luz penetró nuestros corazones y nuestras almas, y sabíamos que de alguna forma esta luz era Dios, y podíamos vernos abrazada por ella. Por un impulso interior de gracias caímos de rodillas, repitiendo en nuestros corazones: "Oh Santísima Trinidad, te adoramos. Mi Dios, mi Dios, te amo en el Santísimo Sacramento".
Lucia todavía escribe en sus Recuerdos que los chicos no tuvieron tampoco ni por un instante temor de aquella aparición, sino sólo temor de una probable tormenta. Sólo más tarde entendieron que los relámpagos sólo eran un reflejo de la luz que circundó la Santa Virgen; desde entonces aprendieron que cuando aquella luz se mostraba era pprque estaba próxima la aparición de nuestra amada Señora.

Segunda aparicion

(13 junio)

Es la fiesta de San Antonio, el patrón de la parroquia de Fatima. Después de la santa Misa los chicos acompañados por unas cuarenta personas, que oyeron de las apariciones, se dirigieron al lugar de gracia. Así Lucia describe esta aparición: "Después de haber recitado el rosario con Jacinta y Francisco junto con las personas que estaban presente, vimos otra vez, el reflejo de luz que se nos acercaba (solíamos decir que eran rayos) y después, a Nuestra Señora en el roble como en mayo"." Por favor dígame, Señora, ¿qué es lo que quiere de mi?" Quiero que vengas aquí el día trece del mes que viene. Les dire despues que es lo que quiero". "Le pido por la curacion de un enfermo". "Si se convierte sera curado este año". "¿Nos llevarás al cielo?" Si, me llevaré a Jacinta y a Francisco muy pronto, pero tú te quedarás un poco más, ya que Jesús desea que tu me hagas conocer y amar en la tierra. El también desea que tu establezcas devoción en el mundo entero a mi Inmaculado Corazón. A quien la practicara le prometo la salvacion. Estas almas seran predilectas de Dios y como flores seran colocadas por mi delante de su trono".

Tercera aparicion

(13 julio)

De esta aparición así Lucia escribe: "Poco tiempo después de que nosotros llegamos al lugar y recitamos el santo Rosario junto con una multitud de fieles, vimos las usuales flechas luminosas y pronto nuestra amada Señora compareció...».
Lo esencial del mensaje en esta aparición es la comunicación de las primeras dos partes conocidas del famoso secreto. Después de que la Virgen les ha transmitido así la visión del infierno dice: Habéis visto adonde van a acabar las almas de los pobres pecadores. Para salvarlos el Senor quiere establecer en el mundo la devoción a mi Corazón Inmaculado. Si se hiciera lo que os diré muchas almas se salvaran y habrá PAZ.
La guerra está a punto de acabar; pero si los hombres no dejan de ofender a Dios, en el reino de Pio XI empezará otra peor. Cuando veáis una noche iluminada por una luz desconocida sepáis que el próximo castigo del mundo está a la puerta. Aquélla es la gran señal de Dios para indicar el fin del mundo a causa de los delitos de la humanidad, a través de la guerra, el hambre y las persecuciones contra la Iglesia y el Santo Padre. Para impedir eso, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Corazón Inmaculado y la comunión reparadora de los primeros sábados del mes. Si se escucharan mis solicitudes, Rusia se convertirá y se tendrá paz. De otro modo difundirá en el mundo sus errores suscitando guerras y persecuciones a la Iglesia. Muchos buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá que mucho sufrir; varias naciones serán destruidas. Al final mi Corazón Inmaculado triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia. Si ésta se convirtiera, una pausa de paz será concedida al mundo. Portugal siempre se mantendrá en el ámbito de la doctrina de la fe [...]. No decís esto a nadie, sólo a Francisco podéis decirlo".
Los puntos de suspensión omiten en seguida la tercera parte del secreto de Fatima indicado aqui enseguida. despues Maria Santisima, según cuanto Lucia escribe, concluye así el mensaje: "Cuando recitáis el santo Rosario decís después de cada individual contemplación: "Oh Jesús mio, perdona nuestros pecados; consérvanos del fuego del infierno y llevad al Cielo todas las almas, en particular aquéllas que más necesitan tu misericordia."
Después de una pausa de silencio, le pregunté: ¿Todavía "deseáis algo de mí?". "¡No! Hoy no deseo ya nada de ti." En fin como siempre la Virgen desaparece en la infinidad del firmamento celeste hacia el oriente." Más de dos mil personas han asistido a la aparición.
Estuvieron presentes también algunos parientes de los chicos. Pocos días después de la aparición, la madre de Lucia lleva la chica del cura que se muestra bastante escéptico respeto las manifestaciones sobrenaturales marianas, levantando dudas sobre la posibilidad engañadora del demonio y decidiendo esperar el desarrollo sucesivo del insólito hecho antes de expresarse.

El secreto de Fatima

En el paso del segundo al tercer milenio el Papa Juan Pablo II ha decidido hacer público el texto de la tercera parte del "secreto de Fatima", revelado el 13 de julio de 1917 en la Cova de Iria-Fatima:

Escribo en acto de obediencia a Vosotros mi Dios, que me mandáis a través de su Eccmo. Rev. el Sr. Obispo de Leiria y de Su y mia Santa Madre.

Después de las dos partes que ya he expuesto, hemos visto algo más al lado izquierdo de Nuestro Señora un poco mas alto, un ángel con una espada de fuego en la mano izquierda; centelleando emitia llamas que parecia tuvieran que incendiar el mundo;pero se apagaron al contacto con el resplandor que Nuestro Señora emanó de su mano derecha hacia él: el ángel indicando la tierra con la mano derecha, con voz fuerte dijo: ¡Penitencia, Penitencia, Penitencia! Y vimos en una luz inmensa que es Dios: "algo parecido a como las personas se ven en un espejo cuando os pasan por delante" un Obispo vestido de blanco hemos tenido el presentimiento que fuera el Santo Padre".
Varios Obispos, Sacerdotes, religiosos y religiosas subir una montaña empinada, a la cima de la que fue una gran Cruz de troncos toscos como si fueran de alcornoque con la corteza; el Santo Padre, antes de llegar vos, atravesó una gran ciudad media en ruina y medio tembloroso con paso vacilante, afligido de dolor y de pena, rogó por las almas de los cadáveres que encontró en su camino; llegado a la cima del monte, postrado de rodillas a los pies de la gran Cruz fue asesinado por un grupo de soldados que le dispararon varios golpes de arma de fuego y flechas, y del mismo modo murieron un después de los otros los Obispos, Sacerdotes, religiosos y religiosas y varias personas seculares, hombres y mujeres de varias clases y posiciones.
Bajo los dos brazosi de la Cruz habian dos Ángeles cada uno con una regadera de cristal en la mano, con la que recogieron la sangre de los Mártires y con ella regaron las almas que se acercaban a Dios.

Cuarta aparicion

(19 agosto)

Quince mil personas confluyeron sobre el lugar de la aparición el 13 de agosto, en la fecha preanunciada sin embargo no vieron a la Virgen y tampoco los videntes, pero sólo divisaron un rayo y se escucharon dos truenos. Cuando todos dirigieron la mirada hacia el cielo, pudieron observar con maravilla que las nubes irradiaron los colores luminosos del arcoiris.
Aquella mañana del 13 de agosto el alcalde de Villa Nova de Ourem secuestró a los tres videntes para regresarlos después a los padres tres días. Tiempo antes habia intentado de arrancar de la boca el secreto y de aterrorizarlos con todos los medios más violentos.
La cuarta aparición por lo tanto no ocurre en el mismo lugar pero el día 19 de agosto. Lucia y Francesco estaban con el rebaño cuando ven relampaguear dos veces, y despues la Virgen aparecio. Maria Santisima les encomienda a los chicos de rogar por los pecadores que van al infierno porque ellos no tienen a nadie que piense en ellos. Además predice un milagro y algunas curaciones para reforzar la fe de los fieles. Luego desaparece como siempre hacia oriente.

Quinta aparicion

(13 settembre)

De los recuerdos de Lucia asi leemos:
"Cuando se acerco la hora, Jacinta, Francisco y yo pasamos entre tantas personas que nos apretaban, todas querian saber algo, tenian preguntas de exponer y gracias que pedir a la Virgen. Todos nos pedian de interceder ante la Santisima Virgen por ellos. Quien no lograba llegar a nosotros, a causa de la grande multitud que nos apretaba y se arrodillaba ante nuestros pies, grtaban a mas no poder para hacerse escuchar. Estas escenas me llevaron a los momentos maravillosos del Nuevo Testamento cuando Jesus recorria las multitudes en Palestina. "Como aprieta este pueblo y cuanto pide a tres pobres muchachos que tienen la gracia de hablar con Maria. Que cosa haria si tuviera de frente de nuevo a Jesucristo?".
Tales fueron los pensamientos que me atravesaron la mente mientras buscabamos de hacernos espacio entre la multitud de fieles. Por fin logramos llegar all lugar de gracia en Cova de Iria, por lo tanto cerca de las carrascas iniciamos a pedir con la multitud de los fieles y a recitar el santo Rosario. Despues del resplandor y rayo de luz de siempre, entonces vimos a nuestra amad a Se ñora que asi nos dice:
Continúen diciendo el Rosario, mis hijos. Díganlo todos los días para que cese la guerra. En octubre vendrá nuestro Señor, así como Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y Nuestra Señora del Monte Carmelo. San José se aparecerá con el Niño Jesús para bendecir al mundo. "¿Tengo las peticiones de muchas personas que piden tu ayuda. Asistirás a una niña que es sordomuda?" Ella mejorará en un año. "¿Y las conversiones que algunos han pedido? ¿Las sanaciones de los enfermos?" algunas las curaré a otras no. Nuestro Señor no confía en todos ellos. En Octubre hará un milagro que permitirá que todos crean. Despues de haber pronunciado estas palabras se alejo en el infinito. En este dia mucha gente vio liberar en el aire y hacia oriente una esfera luminosa al horizonte. Una nube blanca envolvio a los muchachos y contemporaneamente fueron vistos caer sobre la Tierra peque ños copos como flores blancas que se deshacian en el suelo.

Sexta aparicion

(13 octubre)

Es un dia lluvioso. Los grandes periodicos de Lisbona publicaron la noticia de que la Virgen cumplira un milagro. La noticia atrajo a Cova mas de cincuenta mil personas, todos estaban hincados en reverente espera.
"Salimos de casa bastante temprano, teniendo en cuenta de retardo de la ida. El pueblo estaba presnete en masa. La lluvia torencial. Mi madre, temiendo que este fuera el ultimo dia de mi vida, con el corazon a pedazos por la incertidumbre de aquello que habria sucedido, quiere venir conmigo.
Durante el camino, las escenas del mes pasado, mas numerosas y conmovedoras. Ni siquiera el fango de los senderos impedia a aquella gente de hincarse en la actitud mas humilde y suplicante. Llegando a la Cova de Iria cerca del encino, impulsada por un movimiento interior, pide al pueblo de cerrar sus paraguas para el rezo del Santo Rosario.
Poco despues vimos el reflejo de la luz y enseguida a la Virgen sobre el encino. "¿Qué quieres de mi?" Quiero que se construya una capilla aquí en mi honor. Quiero que continúen diciendo el Rosario todos los días. La guerra pronto terminará, y los soldados regresarán a sus hogares. "Si, Si" ¿Me dirás tu nombre?" Yo soy la Señora del Rosario "Tengo muchas peticiones de muchas personas. ¿Se las concederás?" Algunas serán concedidas, y otras las debo negar. Las personas deben rehacer sus vidas y pedir perdón por sus pecados. No deben de ofender más a nuestro Señor, ya es ofendido demasiado!
Mientras la Señora del Rosario se eleva hacia el este ella tornó las palmas de sus manos hacia el cielo oscuro. Aunque la lluvia había cedido, nubes oscuras continuaban oscureciendo el sol, que de repente se escapa entre ellos y se ve como un suave disco de plata. "¡Miren el sol!" Mi motivo no era la de llamar la atencion del pueblo, porque no me daba cuenta de su presencia. Lo hice solo porque transportada por un movmiento interiore que a aquello me impulso". Desaparcida la vision, los jovenes ven alreddor del sol otras visiones indistintas. Improvisamente la esfera solar comenzo a rotar en un modo vertiginoso; es el prodigio anunciado por la Virgen algunos meses antes. En este modo vertiginoso el sol proyecto sobre las personas los colores del arcoiris en todas las direcciones.

De los "Recuerdos" de Lucia: «Su Excelencia no ignora cómo, hace algunos años, Dios manifestó este signo, que los astrónomos llamaron "aurora boreal". No sé pero me parece que si se examinara bien el asunto se vería que no pudo ser una aurora boreal, considerando la manera en la cual apareció. Pero, sea lo que sea Dios se sirvió de esto para hacerme comprender que su Justicia estaba pronta a castigar a las naciones culpables, por eso comencé a pedir con insistencia la comunión reparadora de los primeros sábados y la consagración de Rusia. Mi finalidad era solamente obtener misericordia y perdón para el mundo entero y especialmente para Europa".
Dios me ha concedido en su infinita misericordia de hacerme percibir como será terrible la próxima guerra y cuanta gente bajará al infierno; Su Excelencia ya conoce tambien estas cosas, ya que yo lo informo de cada cosa. Yo digo siempre que las oraciones y las practicas expiatorias en Portugal no han alcanzado todavia la armonia de la justicia Divina porque estos no estan acompañados de la mejoría interior de las personas y del verdadero arrepentimiento. Esperamos que Jacinta sea acogida en Paraíso y pueda sernos de ayuda. Como ya he escrito en el prefacio al libro Jacinta, que le he mandado, ella tuvo la visión de algunas cosas que le fueron reveladas en secreto. Asi como las visiones del infierno, la próxima guerra, el agnosticismo de los hombres, las enfermedades etcétera.

En 1925 Lucia entró en un convento de las doroteas, pero se trasladó al 1948 en el Carmelo de Coimbra. Con la llegada del nuevo obispo, de Silva, en agosto de 1920, la comisión eclesiástica de investigación pasó de la actitud reservada a una posición más abierta.
En 1930 las investigaciones fueron concluidas, de Silva con la carta pastoral del 13 de octubre de 1930, pudo declarar, las apariciones dignas de fe y les reconoció el culto público. Luego todo el episcopado portugués produjo pruebas todavía más convincentes a favor de la autenticidad sobrenatural de los hechos. Por voluntad del obispo de Leiria, Lucia escribió en el 1935 la primera parte de sus Recuerdos dónde el punto central es Jacinta, por la que fue introducido ya el proceso de beatificación. Luego, siempre por voluntad del obispo, en 1941 la vidente completó una nueva edición del libro sobre Jacinta explicando muchos puntos muy importantes.

El tercer secreto tenia que ser hecho público en 1960. Le fue mandado al obispo de Leiria en el 1943 en sobre sellado por Lucia por voluntad de la Santisima Virgen. Este tenia que entregarlo al Santo Padre.

La Gran Promesa

El 10 de diciembre de 1925, la Santisima Virgen le apareció a Lucia y al lado, suspendida sobre una nube luminosa, el Niño Jesus. La Santisima Virgen puso la mano el hombro de Lucia y, mientras lo hizo, le enseño un Corazón cercado de espinas que tenia en la otra mano. El Niño dijo: "Tened misericordia del Corazón de vuestra Bendita Madre que está rodeado de las espinas con las que la gente ingrata aún sigue pinchándolo. Están siempre punzando su Corazón sin que nadie remueva esas espinas con actos de reparación".
Entonces Nuestra Señora dijo : "Hija mía, ve mi Corazón rodeado de espinas con las que la gente ingrata lo hieren por cause de su lenguaje blasfemo y su falta de gratitud. ¿Vas tú a tratar de confortarme y hacer saber a todos que quienes hayan asistido a Misa el primer sábado durante cinco meses consecutivos, se haya confesado y recibido la Comunión, rezado el Rosario y contemplado los Misterios del mismo y que todo esto lo hayan hecho como reparación, sepan que les prometo asistirlos en la misericordia que necesiten a la hora de su muerte".

Te puede interesar